Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 14 de junio, 2019.-Llama la atención el papel que están jugando algunos medios de información  en el sentido de descalificar toda acción que realiza el gobierno de Andrés Manuel López Obrador en materia migratoria. En torno a la seguridad  es obvio que no hay resultados, pero hay que entender  que la administración está iniciando, y  de que estamos hablando de vicios y corrupción de décadas.

Es válida la crítica de parte del periodismo profesional, pero cuando  es una reacción ante recortes publicitarios e intereses particulares, observamos que se trata de toda una estrategia política  de desacreditación, acorde de grupos conservadores extremos.

Se ha tratado de sostener mediáticamente que el gobierno mexicano cometió un enorme error al someterse al gobierno estadunidense, luego de aceptar hacer el trabajo sucio en materia migratoria, a cambio de que no  se incrementen los impuestos a productos mexicanos que ingresan a Estados Unidos.

Pareciera que esos comunicadores no entienden que México depende en gran medida del gobierno norteamericano. El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard  lo dijo claramente: “qué ganamos con una guerra comercial que vamos a perder, porque las exportaciones de nuestro país al vecino país del norte representa el 80 por ciento, y para  los norteamericanos el 15 por ciento”.

El flujo migratorio que proviene de Centroamérica ha crecido el 300 por ciento, y se requiere de medidas más allá del acuerdo con Estados Unidos, pero siempre respetando sus derechos humanos. “Tenemos que actuar de manera solidaria y fraterna con los migrantes y rechazar a los grupos conservadores xenofóbicos que aseguran que los migrantes contagian a los mexicano y pretenden generar el rechazo social”.