Ernesto Martínez Elorriaga/ Noticias y debate M3

Morelia, Mich., 7 de enero, 2019.-Pudo ser coincidencia, pero casi nadie cree en ellas. En Michoacán la gasolina comenzó a escasear justo cuando el gobierno federal declaró la guerra a quienes se roban el combustible, mejor conocidos como “huachicoleros”.

Al igual que otros delitos del crimen organizado, existen versiones de que funcionarios de distintos órdenes de gobierno están involucrados, y no les agradó para nada que militares hayan sido enviados a vigilar y proteger los ductos y centros de abastecimiento de gasolina. Tan solo en Michoacán fueron recuperados  cerca de 80 mil litros de gasolina en 2018.

Parece increíble, pero en la administración de Enrique Peña Nieto el robo de gasolina se incrementó en más de 700 por ciento. Mientras que en la administración de Felipe Calderón se detectaron poco más de 5 mil ductos clandestinos de combustible, en tanto que en la administración del priista fueron más de 41 mil. No se ha comprobado, pero hay quienes aseguran que están involucrados en el saqueo ilegal de gasolina funcionarios de Pemex, sindicato de la paraestatal y concesionarios de gasolinas.

Es muy probable que el “huachicoleo” detectado en algunas entidades como Puebla, Hidalgo, Guanajuato, Veracruz, Estado de México, Jalisco, Tamaulipas y Michoacán, sea solo una  parte de la que se pudo distribuir ilegalmente a través de los ductos. Por eso se está investigando.

Pero más allá de cualquier especulación, el “huachicoleo” ha dejado decenas de muertos, muchos de ellos inocentes que fueron ejecutados para silenciar testigos. Es el caso del ex alcalde de Álvaro Obregón, Juan Caerlos Arreygue, quien  fue sentenciado a  247 años y seis meses de prisión tras ser encontrado culpable de la muerte de 10 personas; ese ilícito registrado el 29 de julio de 2016.

A decir de testigos, las víctimas eran solo trabajadores humildes que pudieron participar en la instalación de accesos a los ductos de Pemex, pero además a decir del abogado Ignacio Mendoza Jiménez, según testigos, en los homicidios estuvieron involucrados policías estatales, quienes ultimaron a las 10 personas con arma de fuego y después  fueron trasladadas a la comunidad La Ciénega, municipio de Cuitzeo, lugar donde les prendieron fuego y abandonaron los restos.

En un comunicado de prensa, Pemex informó que para combatir el robo de combustibles, se ha privilegiado el uso de medios de transporte más seguros, lo que implica cambios en la logística de entrega a las estaciones de servicio. Esto ha ocasionado retraso, afectando mayormente a los estados de Hidalgo, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro.

“Pemex está haciendo su mayor esfuerzo para incrementar hasta en un 20 por ciento más su distribución en los estados afectados, todo ello mediante auto-tanques y carro-tanques, para cumplir con el abasto oportuno y suficiente a nuestros distribuidores y consumidores. “Pemex apela a la comprensión y apoyo de la sociedad, pues con estas medidas la empresa busca evitar pérdidas económicas por el llamado “huachicoleo” o robo de hidrocarburo, acciones que se traducirán en beneficios para todos los mexicanos”. Pero mientras son peras o son manzanas, la gente  de Michoacán y otras entidades están sufriendo la escasez de combustible, porque no hay que olvidar que las sociedades modernas se mueven , en su mayoría, con derivados del petróleo.