Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 24 de junio.- La organización defensora de derechos humanos Familiares Caminando por Justicia, afirmó que de  2014 a la fecha, el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED) ha contado mil 58 casos, “pero no le tenemos credibilidad, porque en esa base de datos no están nuestros familiares desaparecidos”, aseguró Laura Orozco, quien  no ha sabido nada de su padre y un hermano (ausentes entre 2008 y 2009), mientras que  otro de sus consanguíneos no se ha recuperado luego de ser víctima de un atentado hace dos años. El motivo fue el despojo de huertas de aguacate y de su casa de Nuevo Zirosto, municipio de Uruapan.

La organización Familiares Caminando por Justicia tiene documentados 300 casos de desapariciones forzadas en las que han estado involucrados elementos de seguridad de los tres órdenes de gobierno, pero  ninguno está en RNPED.

“No sabemos si las comisiones estatales que formarán parte del Sistema Nacional de Búsqueda cumplirán con el encargo, pero en todos estos años los gobiernos estatales han ocultado información, nos han criminalizado e incluso han desaparecido expedientes, porque para ellos nuestras demandas nunca han sido una prioridad”,  apuntó Laura Orozco.

Todo comenzó en 2006 cuando el jefe de la familia, Leonel Orozco, se negó a pagar cuotas. En 2007, José Iván Orozco fue detenido por militares en Nuevo Zirosto bajo el argumento que tenían armas y drogas. Estuvo injustamente encarcelado aproximadamente 5 años.

José Iván fue víctima de un atentado hace aproximadamente dos años. Desde entonces se la ha pasado de hospital en hospital. Las lesiones  producidas con armas de fuego fueron muy graves, recuerda Laura Orozco.

En 2008,  su padre Leonel Orozco  fue “levantado” por un grupo de delincuentes  relacionados policías municipales y con militares. No se volvió a saber nada de él, a pesar de haber pagado un rescate

 El 18 de abril de 2009, el hermano menor de Laura, de 17 años de edad y de nombre Leonel (al igual que su padre), fue detenido por varios sujetos que portaban insignias de AFI. Igual que ocurrió con su padre a pesar de pagar rescate no volvieron a saber nada de él.

 En tanto el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó, ante familiares ante familiares de desaparecidos,  que habrá justicia en México. Dijo que el gobierno federal tiene identificados 72 asuntos  prioritarios y el número uno es la inseguridad, la violencia y los  desaparecidos. Afirmó que habrá recursos suficientes para atender este problema.