Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 28 de mayo.-La situación económica en los pueblos originarios ha sido complicada y deficiente durante siglos, es por ello que se habla de una deuda histórica. Ahora con la pandemia brotan muchas de las necesidades, sobre todo para todas aquellas comunidades indígenas que carecen de recursos suficientes para sobrevivir.

Autoridades comunales de los municipios purépechas de Los Reyes, Paracho reportaron daños entre 50 y 70 por ciento de cultivo de maíz por las heladas registradas el pasado fin de semana y de este martes en la madrugada. Mientras que en las regiones de Chilchota, Peribán y Quiroga hay incendios forestales que no han sido atendidos por las autoridades.

El coordinador de Consejo Superior Indígena de Michoacán, Pavel Guzmán, informó que las autoridades comunales de San Antonio, San Benito, San Isidro y Santa Rosa, municipio de Los Reyes, reportaron que las heladas, de los últimos días, acabaron con el 70 por ciento del cultivo de maíz.

Esta zona serrana conocida como “Los Santos”, es un área de las marginadas donde habitan pueblos originarios, donde parte de la población solo habla purépecha; hay escasez de agua, por la deforestación y porque no hay fuentes de trabajo. Incluso ha habido intentos por encontrar agua con la perforación de pozos, pero ha sido inútil.

Mientras que en Pomacuarán y Paracho, de este municipio, se perdió el 50 por ciento del cultivo de maíz en 50 por ciento a consecuencia de las heladas.

Comentó que las regiones Lacustre y Cañada de los Once Pueblos no ha habido problemas porque aún no inician la siembra, señaló Pavel Guzmán, luego de comentar que siguen sin recibir un solo bulto de fertilizante. Reiteraron la demanda a los gobiernos federal y estatal,  porque aunque no ha habido muchos casos de COVID 19, las restricciones han afectado a todas las comunidades originarias, y de no haber apoyo sin duda habrá hambruna.

Por otra parte, en los cerros El Cobre de la comunidad Huáncito, municipio de Chilchota; en el de La Laja, del municipio de Peribán; En El Zirate, de San Fe de la Laguna; en El Zipacho de la comunidad de Corupo, y en el cerro La Tapuana, de la población de San Antonio, municipio de Los Reyes, desde hace días hay incendios forestales, sin embargo, la Comisión Forestal de Michoacán no ha atendido el llamado de auxilio, a pesar de que las comunidades están dispuestos a participar como brigadistas.

Hay prioridades, y sin duda la atención a los pueblos indígenas requiere de mayor esfuerzo, y no se requiere de tanta burocracia. Es urgente que esto se haga pronto, aunque sabemos que la crisis económica continuará en aumento. (Con información de La Jornada)