Ignacio Ramírez/Noticias y Debate M3 

Morelia, Mich., 14 de noviembre, 2019.- Todo parece indicar que se han dado los primeros pasos para resolver el problema de la demanda de 907 plazas para los egresados de las ocho escuelas normales de Michoacán. Esto significaría que se terminarían los bloqueos de las vías del tren; la toma de calles y carreteras y la retención de vehículos.

Habría que señalar que no se puede justificar  la actitud de normalistas que participan en el robo de mercancías a camiones que transportan diversos productos, ni tampoco a sobornos que recibieron de la empresa Kansas Cityy Southern, para desalojar las vías, y que ascienden a millones de pesos.

El pasado lunes, hubo una reunión en la Ciudad de México entre funcionarios de la Secretaría de Educación (SEP) y representantes de los normalistas en el que  se acordó acelerar los trámites para que en el corto tiempo se puedan otorgar plazas a los egresados de estas escuelas.

El Subsecretario especial de Educación (designado por el gobierno federal/) Enrique Estrada Rodríguez y el encargado del despacho de la Secretaría de Educación del estado, Héctor Ayala Morales,  informaron que  de inmediato se comenzará a detallar la entrega de las primeras 100 plazas, a cambio de que los estudiantes dejen de bloquear las vías del tren, de retener vehículos y de interrumpir el tráfico en calles y carreteras.

Los normalistas, por su parte,  comenzarán  a elaborar los primeros listados de egresados que habrán de ocupar las primeras plazas vacantes. No obstante, Ayala Morales aclaró que   mucho dependerá de la promoción del plan de jubilaciones, de vacantes y del censo que se lleva a cabo en la entidad para la federalización  de los servicios educativos de educación básica. “Lo que se está haciendo es buscar alternativas para hacerlo más eficiente y rápido”.

De consolidarse este acuerdo, concluirán  más de dos meses de movilizaciones  por parte de los normalistas, que  han afectado a empresarios de Kansas City Southern con el bloqueo de vías del tren  en  los municipios de Arteaga, Uruapan y Morelia, además de transportistas y distribuidores de diferentes mercancías.

 Sin duda los normalistas, y egresados, están en su derecho de defender los derechos que tienen para adquirir una plaza de maestro, y que la mayoría de las veces tienen que salir a las calles para ser escuchados, pero tampoco deben caer en conductas delictivas que  cada vez son más graves.