Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 22 de marzo, 2019.- Desde hace unos días, han surgido versiones en torno a una posible guerra sucia entre personal del ayuntamiento de Morelia en contra principalmente del gobernador Silvano Aureoles.

Es una práctica común que entre grupos políticos contrarios se envíen mensajes de denostación a través de terceras personas ya sean medios de comunicación o redes sociales. No siempre hay pruebas fehacientes de ello pero en ocasiones, con sólo ver quiénes los publican se puede deducir fácilmente el remitente.

En el caso específico del ayuntamiento de Morelia, se difundieron en redes sociales algunas capturas de pantalla, en las que aparentemente desde el área de comunicación social municipal se orquestaron denostaciones a personajes como el gobernador y diputados locales como Cristina Portillo y Fermín Bernabé.

Concretamente, se le adjudicó al área de prensa del ayuntamiento el haber iniciado una campaña de recolección de firmas en Change para que  Silvano Aureoles renunciara a su cargo. Puede ser que alguien haya iniciado esas acciones con fines meramente políticos pero no se vio que costara tanto trabajo hacer que miles votaran a favor.

Pero también se dan situaciones en que algunos “comunicadores” u opinadores en redes sociales publican aspectos obscuros de personajes contrarios al gobernador. De esto, insisto, no hay pruebas, pero es muy fácil deducirlo.

Por lo pronto, el secretario del ayuntamiento, Humberto Arroniz, negó que desde el ayuntamiento esté saliendo la guerra sucia y afirmó que respaldan a su gente de comunicación social. Lo mismo dirían los demás si se vieran en tales circunstancias.