Ernesto Martínez Elorriaga/corresponsal

Morelia, Mich., 10 de febrero.- Tras el exilio del ex presidente  Evo Morales, sus colaboradores han sido víctimas de acoso y persecución por parte del grupo derechista que asumió el poder a través de un golpe de Estado.

Si el próximo 3 de mayo hay elecciones democráticas en Bolivia, aunado a la división que hay entre los grupos de derecha golpista, podría retornar al poder el grupo político del ex presidente Evo Morales, aseguró Alfredo Rada Veles, ex ministro de gobierno y viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales del gobierno derrocado el pasado 10 de noviembre, luego de instalar el primer Comité de Solidaridad en México, en la capital michoacana.

En el salón principal del Congreso de Michoacán, el ex funcionario del gobierno de Evo Morales sostuvo que hay presión y persecución a los seguidores del ex presidente, pero la presión internacional de algunos países como México está ayudando a ese pueblo del país sudamericano, sin embargo, lo primero que debe quedar claro es que en Bolivia hubo un golpe de Estado y el actual gobierno es de facto.

“¿Cómo explicar que no hubo golpe de Estado con 36 muertos, 500 lesionados y mil 500 personas detenidas, sin contar la persecución que ha habido en estos tres meses?”, subrayó Alfredo Roda, tras subrayar que desde 2008, cuando hubo un intento de golpe de Estado a la fecha, los grupos empresariales, nacionales y extranjeros y la iglesia reaccionaria no dejaron de atacar un solo día al gobierno de Evo Morales.

“En 2008 no lograron derrocar a Evo Morales porque contaba con una base social y capacidad de movilización en cantidad mayoritaria, pero con los años el gobierno popular se debilitó ante los embates cotidianos de la prensa derechista”, subrayó el ex ministro del gobierno boliviano.

El primer comité de solidaridad de nuestro país con Bolivia será encabezado por la senadora Blanca Piña y las diputadas de Morena Tere López y Ana Lilia Guillén (de Michoacán), así como por el dirigente de la Central Unitaria de Trabajadores de México, Juan Pérez.

En tanto, César Navarro, ex ministro de Minería del gobierno de Evo Morales, afirmó que hay cinco grupos políticos de derechos que pretenden ganar la Presidencia en mayo próximo, pero según encuestas Luis Arce y su compañero de fórmula David Choquehuanca llevan amplia delantera por el Movimiento al Socialismo (MAS), partido que llevo a Evo Morales al opoder.

“Pero a Arce, ex ministro de Economía está siendo presionado por Acusaciones falsas y por una campaña a través de los medios de información”, apuntó Navarro.

Por su parte Tamara Núñez, quien fue vicepresidenta de Derechos Humanos del gobierno de Evo Morales, afirmó que el golpe de Estado de noviembre pasado fue agresivo como el del chileno Augusto Pinochet, porque hay 300 presos políticos; hay siete personas asiladas en la embajada de México en ese país sudamericanos y sean negado los salvoconductos. “No se está respetando ningún derecho humano”.

Por su parte, Pedro Dorado, (exilado en México al igual que sus compañeros) ex viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario dijo que Evo Morales fue víctima de un embate frontal, porque ahora saben que las 27 mil hectáreas de arbolado incendiadas fueron provocadas por el grupo en el poder de facto y auspiciado por la CIA. “No se pudo prevenir el golpe de Estado, porque Evo Morales estaba desgastado y lo acusaban de todo lo que ocurría en el país, pero las condiciones políticas y sociales están cambiando”.

Dijo que es obvio que los golpistas militares y civiles que llevaron a la presidencia de facto, Jeaniner Áñez y el ministro de gobierno Arturo Murillo buscaron el aniquilamiento de Evo Morales y sus colaboradores, “de no ser por el presidente de México Andrés Manuel López Obrador no sé dónde estaríamos. (Con información de La Jornada).