Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 11 de febrero, 2021.-Activistas, comuneros y propietarios del bosque de la zona conocida como Lomas de Santa María detuvieron  dos grúas especiales para el derribo de árboles que utilizaban talamontes, e incluso los mismos dueños de predios forestales con el fin de cambiar el uso del suelo, informó el dirigente de la organización civil Revolución Social, René Valencia Reyes.

Habitantes de la tenencia de Jesús del Monte aseguraron con son unas 10 grúas las que operan en toda la zona boscosa, no obstante, en las últimas semanas se han visto con mayor frecuencia en la parte serrana conocida como Pico Azul. “Es poco entendible cómo la mayoría de estas máquinas cuentan con permisos para la tala de árboles”, enfatizó Valencia Reyes.

En aproximadamente 20 años, la zona conocida como Lomas de Santamaría que abarca las tenencias de Jesús del Monte y San Miguel del Monte, municipio de Morelia, han perdido al menos 40 por ciento de su zona boscosa debido a la proliferación de fraccionamientos residenciales y a la tala legal e ilegal, según la Comisión Forestado de Michoacán y estudios realizados por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH).

Los daños ambientales han sido severos, y las autoridades forestales han hecho muy poco por tratar de frenar el saqueo de madera, que tiene que ver con el cambio de uso de suelo para asentamientos humanos y actividades agropecuarias como el cultivo de aguacate y ganadería. Ha sido tan extrema la tala que cuatro de los ocho manantiales de esta región ubicada al sur de la capital michoacana se han secado, enfatizó el activista.

Hay varias denuncias en contra del uso de estas máquinas que en unas cuantas horas pueden rapar un predio forestal, incluso una de estas grúas fue hallada cerca de la comunidad Los Laureles y entregada a la Secretaría de Seguridad Pública del estado.

Efrén Hernández, defensor de los recursos naturales de Jesús del Monte, comentó que son decenas de fraccionamientos que han invadido la zona boscosa del sur de Morelia, donde se han perdido miles de hectáreas de pino y de otras especies que incluyen al cerro El Gigante. Dijo que es tan lucrativo este negocio que el ex director de la Comisión Forestal de Michoacán entre 2008 y 2012, y ex dirigente estatal del Partido Verde Ecologista de México, Alejandro Méndez López, junto con otros socios, tiene un predio de 40 hectáreas donde construyen actualmente el proyecto inmobiliario Campestre Puerta del Bosque, y aunque dice cuenta con todos los permisos, han sido destruidos un número importante de árboles.

Es un verdadero ecocidio que ha sido denunciado al ayuntamiento de Morelia desde hace meses, donde la urbanización ha atentado contra los recursos naturales como ocurrió con el manantial El Mastranzo que había sido entregado a particulares, dijo Jesús Hernández quien fuera jefe de tenencia de Jesús del Monte.

En 2012 habían registradas 345 hectáreas cultivadas de aguacate, actualmente se estiman más de dos mil hectáreas, en toda esta zona que hasta hace unos 15 años estuvo cubierta de vegetación. Ahora solo basta con acercase un poco para constatar la destrucción de la que ha sido objeto. (Información publicada en diario La Jornada)