Redacción/Noticias y Debate M3

CDMX, 13 de junio, 2019.- Al conmemorar 80 años del exilio español, el presidente Andrés Manuel  López Obrador afirmó que el derecho de asilo quedó establecido como  principio de la política exterior de México a partir de la decisión  del general Lázaro Cárdenas de acoger a quienes necesitaron en 1939  “refugio, apoyo y comprensión, una nueva patria” a causa de la guerra  civil en España.

“Es un día memorable que nos llena de orgullo tanto a la comunidad  española como a los mexicanos el que se haya actuado, como se hizo en  ese entonces. Todo esto tiene que ver mucho con lo que significó el  gobierno del general Lázaro Cárdenas y en particular por el profundo  amor que le tenía no sólo al pueblo de México, sino a todos los seres  humanos. Es sin duda el presidente más humanista que ha habido en la  historia de nuestro país”, expresó el mandatario.

En conferencia de prensa matutina sostuvo que hasta en gobiernos de  corte conservador, y retrógradas, se tiene que respetar el derecho  sagrado al asilo por tratarse de un acto de justicia. “Somos de un país, pero también somos ciudadanos del mundo”, aseveró.

Destacó que actualmente México transita por un contexto de migración  que ya se atiende y aseguró que aquellos que tienen que salir de sus  países en busca de mejores condiciones de vida, exiliados en muchos  casos por necesidad, hambre o para salvar sus vidas, serán tratados  con respeto y protección.

Asimismo, reiteró su respeto al gobierno de Estados Unidos, pero dijo,  
estarán los derechos humanos por encima de todo. “Tiene que ver con el noble oficio de la política, que a veces se le  desprecia. Sí es posible, evitar la confrontación, para eso se inventó  la política, para evitar la guerra, entre otras cosas”, apuntó.

El presidente recordó que el presidente Lázaro Cárdenas llevó a cabo  una política social y exterior extraordinaria y que mientras daba  refugio a más de 21 mil españoles, dio protección y asilo a León  Trotski cuando en ningún país lo recibían.

Destacó que la llegada de los españoles y sus familias resultó en un  gran aporte profesional y académico que contribuyó al desarrollo del  país. Desde ingenieros hasta filósofos, detalló, formaron parte de la  patria y obtuvieron doble nacionalidad “que todos tenemos por el  predominio de la fraternidad universal”.

Para entender el proceso de la guerra civil española, el presidente  recomendó el libro ‘¿Por quién doblan las campanas?’ de Ernest  Hemingway, una “lectura obligada para todos los luchadores sociales,  investigadores y pacifistas”.

El jefe del Ejecutivo dijo que pese a las diferencias transitorias que  pudiera haber con España, son más fuertes los lazos que unen a ambas  naciones. “Vamos a seguir manteniendo una muy buena relación con el gobierno y  por encima de todo, porque hay que separar y distinguir con todo  respeto. Nos importa más mantener una buena relación con el pueblo de  España”, remarcó.

A la ceremonia conmemorativa asistieron el secretario de Relaciones  Exteriores, Marcelo Ebrard; la secretaria de Estado de la España  global, Irene Lozano; el embajador de España en México, Juan López  Dóriga; el coordinador de asesores de la presidencia de la República,  Lázaro Cárdenas Batel; el presidente del Patronato del Ateneo Español  de México, Gerardo Fernando Bravo, entre otros.