José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich. 10 de diciembre de 2019.- Han pasado 100 días de gobierno, y quienes se beneficiaron del poder de los grupos neoliberales insisten en crucificar mediáticamente al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, incluyendo a grupos de poder político y económico del vecino país del norte. Desde la administración de Carlos Salinas de Gortari se han cometido una serie de atropellos, abusos, corrupción, despojo y violaciones a los derechos humanos, que  ubica  a estas administraciones como fallidas y mal intencionadas.

A los presidentes catalogados como neoliberales en realidad se les ha criticado poco, dado el tamaño de los pecados, cuando en realidad han sido quienes destruyeron y desmantelaron al México que hoy tenemos. A Obrador se le atacó más que a Enrique Peña Nieto cuando era candidato, cuando en verdad el mexiquense dejó un verdadero desastre. Así es México, hay muchos actores políticos y grupos empresariales que no aceptan los cambios que está llevando a cabo el presidente Obrador.

El país ha sido víctima de recurrentes y casi permanentes crisis económicas. Las fuerzas políticas privilegiaron el  reparto del poder y del dinero. Hay que recordar la absurda contratación de deuda pública, la represión  y corrupción a grandes niveles…Pero eso no es reciente, todo se agudizó a partir del mandato de Gustavo Días Ordaz, y la sacudida criminal al Movimiento de 1968, que cumplió ya 50 años.

México actualmente debe aproximadamente 10 billones de pesos, y al menos tres billones fueron contratados en  esta administración  de Peña Nieto. El grupo en el poder tuvo la habilidad de aprovechar la  fuerza opositora de izquierda que  después fue absorbida por el sistema político mexicano, y parte es lo que queda del PRD.

En el ámbito de impunidad la situación no es menos grave. Nunca se podrá justificar que grupos que ostentan el poder de manera oficial o fáctica asesinen a mexicanos inocentes. Hemos visto casi todos los días a un importante número de ciudadanos y familiares que salieron a las calles por la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa.

 Obrador ha cumplido apenas 100 días en el gobierno y se han multiplicado las voces de grupos conservadores que critican los programas de desarrollo social. Son quienes justifican, en los hechos, la corrupción e impunidad. Los retos son muchos y un solo hombre no podrá transformar a la nación, que se encuentra en altos niveles de degradación social, mientras que los grupos económicos más poderosos se enriquecieron indiscriminadamente,  es por ello que no admiten que se pretenda acabar con privilegios, al costo social que sea.