Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 23 de agosto, 2019.- Suspicacias generó la salida del periodista Carlos Loret de Mola del espacio noticioso que ha venido conduciendo en Televisa; de inmediato surgieron voces que acusaron al gobierno de Andrés Manuel López Obrador de haber pedido el cese del conductor, sin embargo, todas las partes involucradas coincidieron en asegurar que se trató de un asunto estrictamente laboral.

Este jueves, el propio Loret anunció a través de un video en Twitter la culminación de su participación en el Canal de las Estrellas y agradeció la libertad que durante 18 años tuvo para organizar y conducir los espacios informativos en los que estuvo al frente.

De igual forma, dijo que continuará expresando sus opiniones en Televisa Radio, así como en sus columnas de opinión en medios como El Universal.

A su vez, la empresa  Televisa emitió un comunicado en el que lamenta que la relación contractual con Carlos Loret haya llegado a su fin, reconoce el profesionalismo del comunicador y le desea éxito en sus actividades subsecuentes.

Principalmente en redes sociales, comenzaron a surgir opiniones dando por hecho que la salida del periodista de Televisa se debió a una especie de censura por parte del Gobierno Federal.

Por la tarde, el Coordinador de Comunicación Social del Gobierno obradorista, Jesús Ramírez Cuevas afirmó que la administración de López Obrador “no pide el despido o remoción de nadie en ningún medio. Afirmar lo contrario es una noticia falsa”.

El tema es que, sin conceder la razón a nadie, sería de suponerse que si el gobierno federal pidiera que se despidieran a todos los reporteros, fotógrafos, conductores y analistas que critican las acciones y dichos del Presidente, se quedarían vacíos.

Puede ser que los motivos argumentados por la empresa sean reales, o puede ser que no, pero la realidad en todo caso sólo ellos la conocen.