Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y debate M3

Morelia, Mich., 28 de febrero.-  La ruptura en la fracción parlamentaria de Morena  pone en riesgo la aprobación de las reformas constitucionales prioritarias para el gobierno federal y estatal, por lo que este jueves  legisladores locales de este partido tendrán una reunión con su dirigente nacional, Yeidckol Polevnsky, informó el diputado Alfredo Ramírez Bedolla, quien hasta hace unos días fue el coordinador de la bancada.

El pasado 22 de febrero, un día después de que el coordinador de la bancada morenista Alfredo Ramírez Bedolla concretara la llamada Alianza por la Cuarta Transformación, integrada por 19 diputados de Morena, Partido del Trabajo (PT) e independientes,  los ex militantes del PRD y del PRI, Cristina Portillo Ayala y Fermín Bernabé Bahena (ahora compañeros de bancada),  orquestaron una rebelión al interior de su fracción para desconocer al líder de los diputados morenistas.

Un día después del llamado “pinochetazo”, en calidad de nuevo coordinador morenista Fermín Bernabé Bahena  y su vicecoordinadora Cristina Portillo Ayala se reunieron con el Gobernador Silvano Aureoles Conejo, horas antes de que el Congreso del Estado eligiera a quien será fiscal General de Michoacán por un periodo de nueve años.

López Solís fue elegido ante el pleno del Congreso, fiscal del estado en un proceso de votación secreta. Para que se concretara el triunfo del que fuera secretario de gobierno de Silvano Aureoles, se necesitaron al menos tres votos morenistas, por lo que Ramírez Bedolla, el único diputado que hizo pública la intención de su voto antes de depositarlo en la urna, acusó traición al interior de su bancada.

Un día después de la designación del fiscal, la diputada de Morena, Cristina Portillo ofreció una conferencia de prensa para sostener que fue un proceso fraudulento, en una votación secreta, donde el papel del nombre del diputado y el nombre del candidato a fiscal (tres aspirantes) eran depositados en el frasco de cristal que se colocó en la mesa directiva. En tanto, el Comité Ejecutivo Nacional de  Morena designó ayer a Sergio Pimentel Mendoza como dirigente interino del partido en Michoacán, cargo que estuvo acéfalo una vez que en diciembre pasado, el presidente estatal  Roberto Pantoja Arzola, tomó el cargo de delegado especial.