Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 8 de junio, 2019.- Por esta vez, México libró la batalla, no contra Estados Unidos, sino contra el presidente Donald Trump y sus amenazas. Finalmente, después de tres días de negociaciones, ambos países llegaron a un acuerdo para evitar la imposición de aranceles a todos los productos nacionales a partir del 10 de junio.

Fueron días de extrema tensión, ante la postura intransigente del presidente de Estados Unidos, que en sus declaraciones se semejaba al expresidente mexicano Vicente Fox, con el hoy, hoy, hoy.

Como siempre, las posiciones se polarizaron en ambos países: en Estados Unidos, hubo quienes apoyaban a su Presidente, y quienes consideraban que la postura de Trump no beneficiaba a nadie, ni siquiera a él mismo en su búsqueda por la reelección.

En México, había quienes quisieran haber visto al presidente Andrés Manuel López Obrador en una actitud más agresiva, prácticamente declarando la guerra a Estados Unidos, pero también hubo quienes alabaron la actitud pacífica del tabasqueño.

En específico, los dirigentes nacionales del PAN y del PRD consideraron el acuerdo logrado con Estados Unidos como una rendición de México ante su vecino del norte y exigieron conocer los detalles del acuerdo.

Aplica en este caso la famosa frase del “haiga sido como haiga sido”. Por lo pronto, México la libró en esta ocasión y este sábado el presidente López Obrador se prepara para el festejo, que durará hasta la siguiente ocurrencia de Trump que ojalá no sea muy pronto.