José K/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 31 de agosto, 2020.-Con motivo del Día Internacional de las Desapariciones Forzadas, colectivo y organizaciones defensoras de derechos humanos, insisten en que la lucha es porque se termine la impunidad y se intensifique la búsqueda de más de 300 desaparecidos en los que participaron elementos de seguridad de los tres órdenes de gobierno, sin contar los cientos de desaparecidos de los que no se tiene idea qué pasó con ellos, manifestó Mercedes Ruiz, integrante de la organización Familiares Caminando Juntos por Justicia.  

Comentó que formó parte de la Caravana de Búsqueda de Personas Desaparecidas que inició el 29 de abril en Morelia y donde pudo constatar que hay municipios como Coahuayana y Aquila donde hay desaparecidos y no hubo denuncias por miedo. “Recientemente hemos recibido al menos 12 denuncias de personas desaparecidas en Uruapan, Tepalcatepec y Zamora donde hay una enorme presencia de la delincuencia organizada.  

El hijo de Mercedes Ruiz, Alejandro Ortiz Ruiz, desapareció el 29 de noviembre de 2010, iba acompañado de su socia Vianey Heredia, y la última vez que tuvieron contacto con ellos fue en Apatzingán.   

Por la gravedad de la pandemia, este domingo no realizaron la manifestación de otros años, pero realizaron un evento este sábado en Tepalcatepec, donde hay denuncias de cuatro personas desaparecidas, entre ellas una joven. “EL problema de la desaparición forzada no se ha frenado y más que una ceremonia conmemorativa, se deben de activar acciones que permitan dar con el paradero de familiares y los responsables del delito, como los cinco desaparecidos de la familia Guzmán de Tarejero que fueron levantados por elementos de seguridad en la década de los 70 por la Guerra sucia., apuntó.  

Siguen sin resolverse casos como el de Francisco Paredes desaparecido en 2007, quien participo en el Movimiento Armado Revolucionario (MAR) en la década de los 70. Sin olvidar a los que fueron víctimas de la delincuencia organizada; aquellos que fueron despojados de sus bienes y desaparecidos; son muchas las familias afectadas que salen periódicamente a manifestarse porque no ha habido respuesta de ninguna autoridad…solo palabras”, subrayó Mercedes Ruiz.  

Dijo que en Michoacán no hay una ley sobre la desaparición forzada, y pedimos que se cree y se armonice con la ley federal, apuntó.  

En tanto, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) se pronunció por reforzar las tareas de búsqueda y localización de personas, además de que se atienda de manera integral a las víctimas directas e indirectas de este flagelo que atenta contra el derecho a la verdad y a la justicia de diversas familias, esto como una acción prioritaria del Estado mexicano, al ser un fenómeno que aflige a decenas de familias.  

La Comisión CEDH realizó hoy labores de acompañamiento durante la exhibición de fotografías de personas desaparecidas en las instalaciones del organismo y en el centro histórico de Morelia.  

La desaparición forzada de personas y la cometida por particulares, constituye un delito y una grave violación a los derechos humanos; es una práctica que vulnera sistemáticamente una multiplicidad de derechos humanos, en agravio de las víctimas directas, y cuyo daño trasciende gravemente a sus familias, señaló el organismo defensor de derechos fundamentales.  

Esta Comisión reitera su llamado a las autoridades correspondientes para reforzar la búsqueda y localización de personas desaparecidas.