José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 4 de diciembre, 2019.- Estimaciones  de las dependencias de seguridad de Michoacán, aproximadamente entran ilegalmente al año  a esta entidad, al menos 10 mil armas de fuego provenientes de Estados Unidos, aunque la cifra podría ser mayor, debido a que entidades como Michoacán, Sinaloa, Jalisco, Guanajuato, Tamaulipas, Estado de México, entre otras, se concentra el mayor número de armas por la presencia del crimen organizado.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena)  informó hace apenas unas semanas que anualmente ingresan a México de manera ilegal 213 mil armas de fuego procedentes de Estados Unidos. Cabe señalar que este problema se agudizó a partir de 2004 cuando surgió el cartel La Familia Michoacana; años después (2011) se desintegró y surgieron Los Caballeros Templarios, pero con el surgimiento de grupos de autodefensas se desmanteló, y a partir de 2015 se fortalecieron las organizaciones Cartel Jalisco Nueva Generación y Los Viagra, que son los que actualmente se disputan las plazas en Michoacán, así lo comentó hoy  en Morelia, el jefe de la doceava Zona Militar con sede en Irapuato, Miguel Hurtado Ochoa.

Este martes, en las instalaciones de la 21 Zona Militare, ubicadas en la capital michoacana, esta mañana fueron destruidas mil 73 armas de fuego decomisadas en diferentes operativos realizados este año en Michoacán.

Por ley, las armas fueron puestas a disposición de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). Del total fueron 565  armas largas, como ametralladoras, rifles AK 47; R15 y escopetas de diferentes calibres, así como 565 armas cortas.  Además de 73 mil 63 cartuchos de diversos calibres; dos mil 271 cargadores, 139 cascos y 94 ojivas.

El comandante de la 21 Zona Militar, Gerardo Mérida dijo que están tratando de retirar de las calles armas de uso exclusivo del Ejército mexicano y reducir los índices de violencia en el país.

En tanto, el gobernador Silvano Aureoles  solicitó a las autoridades federales frenar el flujo y el tráfico de armas de los Estados Unidos hacia México por el daño que le han hecho al país. En la ceremonia de destrucción de armas, el mandatario estatal  perredista propuso se integre un grupo de funcionarios de alto nivel y  autoridades de  Estados Unidos para fortalecer las reglas y medidas de prevención sobre el control del uso de armas de alto poder.

Sostuvo que una buena parte de la violencia se genera por la posesión de armas de manera ilícita, por ello consideró importante atender esta problemática de manera urgente a fin de disminuir los índices delictivos.

Cabe señalar que mandos  de la misma Sedena aseguraron que al menos cuatro de cada 10 michoacanos cuentan con armamento, ya sea de tipo corto o de grueso calibre de uso exclusivo del Ejército.

Al menos el 70 por ciento de los 6 mil homicidios registrados en los últimos seis años registrados en la entidad está vinculado directamente con el uso de armas de fuego, la mayoría de las veces con armas de grueso calibre.