Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 16 de junio, 2020.- Es irónico que Venezuela, uno de los países con mayor reserva petrolera del mundo este padeciendo escasez de gasolina. En la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador le preguntó una reportera si las autoridades del gobierno de Venezuela le han pedido que les venda petróleo ante la crisis que está padeciendo, el Presidente respondió que no ha habido ninguna solicitud.

Pero sin duda si lo hicieran lo haría con gusto por tratarse de un asunto humanitario. Dijo que no le preocupa ninguna reacción del gobierno estadunidense porque México es libre, independiente y respetuoso de la libre autodeterminación de los pueblos.


En un artículo de Antonio Gershenson, publicado en el diario La Jornada escribió que apenas si llegaron los buques tanque a Venezuela, por lo que pronto se regularizará la distribución de gasolina y se acabará con las largas filas de automovilistas que demandan el servicio, como ocurrido en México.

“En el caso de las estaciones que cobran a precio internacional, elpago debe ser con dólares y la clientela tiene que pagar primero. Aquí la ventaja es para las gasolineras que prestan este tipo de servicio, ya que el cambio lo pierde el cliente. Así es el sistema de prepago.

“La gente debe tener claro sobre la gasolina que van a comprar para no perder dólares. Y, a fin de detener la influencia del dólar, el pago debe ser en bolívares, pues todas las gasolineras cuentan con un datófono, aunque en muchas gasolineras no lo hacen argumentando que el sistema es muy lento”, señala el artículo publicado este domingo.”

Llama la atención que el Presidente Obrador confía mucho en el gobierno estadunidense, quien no ha respetado la soberanía de ningún país del mundo, y Obrador aunque  diga que hay muy buenas relaciones con el Presidente Donald Trump, no debería confiar mucho, pues es el mismito demonio, eso dicen, los que lo conocen, y los que no.