Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 20 de noviembre, 2020.- El Consejo Supremo Indígena de Michoacán (CSIM) informó que más de tres mil maestros que cubren las regiones purépecha, Nahua, Mazahua y otomí, están asistiendo a clases presenciales, con grupos escalonados para evitar contagios de Covid-19, tras señalar que educación vía electrónica no está funcionando y nunca ha cumplido cabalmente ni en telesecundaria ni telebachillerato.  

“En las regiones purépechas de la Cañada de los Once Pueblos, Lacustre, Meseta Purépecha y Sierra, los maestros acuden tres o cuatro veces por semana, dividen los grupos para evitar aglomeraciones y toman las medidas sanitarias indispensables para evitar contagios, pero está funcionando en al menos 70 por ciento en más de 60 pueblos originarios”, sostuvo Pavel Guzmán coordinador del CSIM.  

Pavel Guzmán subrayó que la educación a través de la televisión o en redes no está funcionando en ciudades como Morelia, Uruapan, Pátzcuaro, Los Reyes, entre otras,  menos en los pueblos originarios. “Es por ello que en asambleas comunales maestros y padres de familia decidieron que hubiese clases presenciales en las comunidades, con pequeños grupos y con tareas para realizar en casa”.  

Dijo que de todos es sabido que las telesecundarias y telebachilleratos no han funcionado como debe ser, en varias escuelas ni televisión tienen, faltan maestros coordinadores, y ahora con la pandemia menos efectividad tienen.  

“Algunas comunidades se cerrado a visitas de foráneos para evitar contagios, incluso se han cancelado festivales culturales importantes como el de Zacán, así como el artesanal de Chilchota, además de las festividades de Día de Muertos en la zona lacustre. Ahora sí hay temor al virus y la gente se está cuidando”, apuntó el dirigente del Consejo Supremo.  

El jefe de tenencia de Pamatácuaro, Rubén Lemus, manifestó que en las escuelas de San Isidro, San Benito, San Antonio los maestros están trabajando con medidas sanitarias, porque si al principio no creían en la letalidad de virus, ahora lo saben porque no hay pueblo purépecha donde no haya fallecido una o dos personas. “La mayoría que no tiene consecuencias graves se curan con medicina tradicional, pero los que tienen reacciones severas se van al hospital de la ciudad”.  

En tanto, Efraín Avilés de la comunidad de Nahuatzen, comentó que en la cabecera municipal y en pueblos como Sevina y Comachuen los maestros están atendiendo a sus grupos de manera directa, porque mucha gente no tiene luz, menos hay televisión o computadora”.  

Dijo que el Concejo Ciudadano Indígena continúa organizando a maestros y padres de familia para que los niños no pierdan más clases. “Es evidente que las órdenes que dan las autoridades educativas de la federación y del estado no funcionan en los pueblos indígenas, por la sencilla razón que no conocen y las decisiones se toman desde el centro, sin tomar en cuenta a los pueblos originarios que tienen mucho que aportar”.  

En municipios con población indígena como Uruapan y Pátzcuaro suman 3 mil 446 contagios y 301 fallecimientos. Hasta el último corte de la noche del 19nde noviembre, en Michoacán hay 27 mil 120 casos confirmados y 2 mil 153 decesos.