Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 20 de marzo, 2019.- Como lo habíamos comentado en otra ocasión, el conflicto que vive la comunidad purépecha de Nahuatzen no ha concluido. Son muchos cabos sueltos los que han dejado las autoridades de gobierno para pensar que un problema político de esa naturaleza se resolverá con el tiempo.

Las comunidades purépechas de Nahuatzen, Comachuén y Sevina demandaron juicio político ante el Congreso local,  en contra del alcalde de esta demarcación, David Otlica Avilés, debido a que  se ha negado a entregar el presupuesto proporcional que otorga la federación y que  les corresponde a estas tres comunidades, por lo que está violentando la sentencia que dio a favor de estos pueblos originarios el Tribunal Electoral del Estado de Michoacán (TEEM).

A decir del asesor jurídico del Consejo Supremo Indígena de Michoacán (CSIM), Pavel Guzmán, el  presidente municipal de Nahuatzen atenta contra las instituciones, la autodeterminación y autogobierno de los pueblos originarios.

Otlica Avilés tomó la decisión de cancelar la entrega de recursos federales a las comunidades de Nahuatzen (cabecera municipal), Comachuén y Sevina, a través de un acuerdo en sesión del cabildo del ayuntamiento Nahuatzen, violentando la  determinación de un órgano electoral del estado, señaló Guzmán.

El alcalde de Nahuatzen fue desconocido por el Consejo Ciudadano Indígena de este municipio  porque carece de legitimidad, ya que ganó la elección constitucional  de julio de 2018  con mil 927 votos de una población total de 28 mil 74 personas, debido a que no se instalaron casillas en la cabecera municipal de Nahuatzen, ni tampoco en Sevina, Comachuén y Arantepácua.

“Los concejos de gobierno comunal de Sevina, Comachuén y Nahuatzen, así como el CSIM presentamos el día de hoy una solicitud de juicio político en contra del ayuntamiento de Nahuatzen en el Congreso del Estado”, señala el comunicado del Consejo Supremo Indígena, que  representa a unas 50 pueblos indígenas, principalmente purépechas.

Este conflicto, más allá del asunto del presupuesto lleva más de cuatro años, no hay que olvidar que el Consejo Ciudadano de Nahutazen desconoció al anterior alcalde perredista, Miguel Prado, y de hecho nunca pudo gobernar ni siquiera entrar a la cabecera municipal.