José K/Noticias y Debate  

Morelia, Mich., 14 de agosto, 2020.-La población mundial es de aproximadamente 6 mil millones de personas. Es cierto, somos muchos, pero hay espacio para miles de millones de personas más. El problema es el desorden y el abuso de los grupos más poderosos. Hay más de 800 millones de personas que padecen hambre en todo el planeta.  

El COVID 19 provocará más hambre y muerte. Todo parece indicar que en algunos meses el virus será controlado. Seguramente vendrán otras pandemias, pero en nada cambiará la condición humana.  

Por dinero seguirá la depredación de recursos naturales en todo el planeta; el enriquecimiento de unos cuantos y habrá más hambre y enfermedades. El coronavirus sorprendió a todas las naciones, incluso a las más poderosas.  

Hasta el último corte, en el mundo había 21 millones de personas infectadas y más de 755 mil fallecidos. La amenaza sigue, y buena parte del planeta ha vuelto casi a la normalidad; la mayoría por necesidad, otros por inconsciencia, pero la enfermedad avanza.  

En cifras cerradas, Estados Unidos tiene 5 millones de casos confirmados y 167 mil decesos; le sigue Brasil con tres millones de infectados y 105 mil personas muertas. La india tiene 2.5 millones de casos y 47 mil perecieron; en México suman poco más de medio millón los contagios y 55 mil personas fallecidas.  

En Michoacán, son 12 mil casos y 906 defunciones. Nos estamos acostumbrando a las estadísticas y perder poco a poco la capacidad de sorpresa. Pero casi todos tenemos un familiar, amigo o conocido que se ha contagiado.  

Lo único que podemos hacer es tener precaución y consciencia de lo que representa la pandemia. Hay visos de vacunas, pero faltan varios meses, sino es que aproximadamente un año, para que no liberemos de este mal.