Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 28 de julio, 2019.- Para efecto de generar empleos como una forma de frenar la migración, los gobiernos de México y Honduras acordaron un programa de cooperación para implementar  los programas Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro.

En Minatitlán, Veracruz, se acordó una inversión inicial de 30 millones de dólares de parte del gobierno de México para arrancar los programas en Honduras.

Al respecto, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador afirmó que la es ofrecer una alternativa para dar solución, racional, eficaz, humana, al fenómeno migratorio, que no debe ser atendido solo pensando en el uso de la fuerza con medidas coercitivas. “Se está apostando más que a la fuerza, a la cooperación para el desarrollo”.

En tanto que el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo que ese país es el más afectado en el mundo por el cambio climático y por ello se requiere una estrategia para generar desarrollo y empleo a corto y mediano plazo.

El presidente hondureño reconoció que la ONU mostró interés en el programa de empleo que él gobierno mexicano está impulsando en Centroamérica que, además, podrá beneficiar a mediano plazo a los productores de café de la región.

Un acuerdo similar se firmó hace un mes por parte de López Obrador con el gobierno de El Salvador. En el caso de Honduras, México apoyará para que se puedan generar hasta 20 mil empleos en el resto del año y contribuir así a frenar la migración.

Claro que no han faltado los inconformes con estas medidas, argumentando que el gobierno no debe ayudar a quienes no son mexicanos, pero, de funcionar, ésta puede ser una alternativa para frenar la migración. En teoría suena bien.