José K//Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 29 de octubre, 2020.-El gobierno de Michoacán acusa a la federación de recortes presupuestales a las administraciones estatales y municipales, cuando ha reducido sistemáticamente los recursos dirigidos a los pueblos originarios, afirmó el coordinador del Consejo Supremo Indígena de Michoacán (CSIM), Pavel Guzmán.  

En conferencia de prensa, el representante de 60 autoridades purépechas al señalar que en 2014 el presupuesto para estos pueblos era de 114 millones de pesos, y en 2020 se redujo a 25 millones de pesos, “lo que profundiza las condiciones de discriminación, pobreza y exclusión social en que viven las comunidades originarias”.  

Ha disminuido un 80 por ciento el presupuesto dedicado a la atención de las comunidades, incluso ha convertido en un elefante blanco a la Comisión Estatal para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CEDPI).  

Según el censo del INEGI de 2010 los pueblos indígenas tienen un total de 136 mil 608 habitantes, por lo que les corresponde el 3.5% de total del presupuesto de egresos del gobierno del estado, lo que equivale a 2 mil 657 millones, sin embargo, el gobierno de Michoacán les destina únicamente 25 millones, lo que solo sirve para cubrir los gastos operativos y salarios de la CEDPI.  

También revelaron que el gobierno de Michoacán ha incumplido los compromisos y acuerdos con las comunidades indígenas, al no invertir en obra pública, el campo, seguridad y desarrollo social de los pueblos indígenas. “Continúa la misma discriminación, marginación y olvido, a los pueblos y comunidades originarias”.           

Para el 2021 el gobierno federal plantea la disminución del presupuesto para los pueblos originarios mediante el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) en un 75 por ciento, lo que implicaría una crisis mayor. “Los gobiernos federal y estatal deben voltear a ver a los pueblos originarios porque las condiciones de desigualdad son cada vez mayores”.