José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 28 de junio, 2020.- Lo ocurrido al secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, fue algo inédito porque no se había visto un ataque de tal magnitud en la capital del país, pero tampoco la capacidad de las autoridades para detener de inmediato a 17 integrantes del crimen organizado.

El presidente Andrés Manuel López Obrador manifestó en las redes sociales que no se dejará intimidar. “Nosotros no vamos a declararle la guerra a nadie, no vamos a usar esas baladronadas; tampoco vamos a violar derechos humanos y no se van a no se van a permitir masacres, pero sí vamos a actuar y a evitar que se cometan estos atentados”.

Ahora hay una “frontera, un límite, una raya bien pintada, una cosa es la autoridad y otra la delincuencia. Ojalá y esto se entienda. Y tenemos miedo porque somos seres humanos, tenemos miedo como tienen miedo todos los seres humanos, nada más que hay una diferencia importante, no somos cobardes. Entonces, vamos hacia adelante, a que podamos conseguir la paz y la tranquilidad con justicia, con rectitud, llamando a todos a que nos portemos bien, para lograr una sociedad mejor”.

En el caso de la violencia, subrayó, “estamos aplicados, ateniendo las causas. Lo primero es que la gente no se vea en la necesidad, sobre todo los jóvenes, de tomar el camino de las conductas antisociales. Que tengan oportunidad de estudio de trabajo, a eso estamos dedicados, para quitarle las bases de apoyo a los delincuentes, que no puedan enganchar a los jóvenes, que no se fomente en el sicariato; es decir, que jóvenes o personas por dinero sean capaces de quitarle la vida a un ser humano, al prójimo, a otra persona”.