Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 20 de mayo, 2020.- Ahora fue el cerro El cacique, municipio de Zitácuaro, y todo parece indicar que el incendio forestal fue provocado, como ocurre en el 95 por ciento de los siniestros. En los últimos años, la fiebre del cultivo de aguacate se extendió a la Región Oriente de Michoacán.

La madrugada se detectó un fuerte incendio en el cerro El Cacique, perteneciente a una de las reservas naturales más importantes de la Región Oriente, además de fuente de agua para comunidades y pueblos cercanos.

Unos 250 brigadistas de corporaciones estatales y municipales trabajan de manera permanente para atender, controlar y sofocar el fuego. El secretario de gobierno, Carlos Herrera Tello informó que esta mañana arribó una aeronave de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), además de brigadas de 100 elementos de la Guardia Nacional y 100 más de la Secretaría de Seguridad que lucharán contra las llamas.

Herrera Tello dijo que se presentarán las denuncias correspondientes para deslindar responsabilidades sobre el origen del siniestro para judicializar el asunto y dar con los posibles responsables. Aunado a ello informó que se estará promoviendo un decreto a fin de que se prohíba cualquier cambio de uso de suelo con fines agrícolas en las zonas siniestradas.

El cerro El Cacique es una fábrica de agua para muchos municipios, una de las reservas naturales más importante, y vamos lograr controlarlo a la brevedad, porque es un pulmón de nuestro estado, señaló el funcionario estatal.

En tanto, a través de su cuenta Twitter, el gobernador Silvano Aureoles dijo que desde el aire se combate el fuego con descargas de agua, mientras que en tierra los brigadistas abarcarán diversos frentes para impedir que las llamas sigan extendiéndose.

Aún no se cuantifican daños, pero las llamas han arrasado cono decenas de hectáreas de bosque. Cada vez son más frecuentes los desastres ecológicos, y no estamos lejos de caer en una grave crisis ambiental.