Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 14 de mayo, 2019.-El titular de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, afirmó que no existía registro histórico de desaparecidos, tampoco de fosas clandestinas.

A partir del 1 de diciembre  de 2018 se iniciaron las labores de registro. En cuatro meses y medio  fueron ubicados 222 sitios donde había fosas clandestinas, y 337 cuerpos ya identificados. Más del 70 por ciento se concentraron en los estados de Colima, Tabasco, Zacatecas, Guerrero, Jalisco y Sonora.

Ha sido tal la impunidad que en Nayarit y Guerrero había fosas  clandestinas donde  se utilizaron maquinaria pesada, y  donde  fueron prefabricadas y reutilizadas. Dijo Encinas que en abril se levantó un diagnóstico para enfrentar la crisis en materia forense.

Hablamos de que en México hay al menos 40 mil personas desaparecidas. Y mención aparte,  tenemos que señalar lo que han sido las desapariciones forzadas, es decir, donde tuvieron participación elementos de cuerpos de seguridad de la federación, estados y municipios, y que también se cuentan por cientos.

Habría que recordar los desparecidos de Tlatelolco, en octubre de 1968; los de la lucha guerrillera a principios de los 70, y los más recientes, los 43 normalistas de Ayotzinapa. Tan solo en Michoacán se tiene el registro de una mil 500 personas desaparecidas.  No obstante, las organizaciones de personas desaparecidas, tienen documentadas 300,  de ellas más de 50  han sido desapariciones forzadas.

Cuando se habla de una nación en estado de descomposición, las irregularidades e ilegalidades se encuentran  en casi todas las acciones de gobierno. Y así se atreven a criticar al nuevo gobierno que está destapando la cloaca, que al parecer no tuvo límites.