Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 18 de julio, 2019.- Finalmente le fue dictada una sentencia de cadena perpetua a Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, con lo que se pone fin a esta etapa de su mítica trayectoria; ahora los gobiernos de México  y de Estados Unidos pelean su fortuna, aunque en realidad no se sepa dónde está.

Y digo que se pone fin a esta etapa, porque no es el final de la historia, pues según se ha desarrollado la vida de este hombre de 62 años, puede seguir dando de qué hablar durante mucho tiempo.

De origen sinaloense,  El Chapo fue detenido por primera vez en 1993 y en 2001 se fugó del penal de máxima seguridad en Jalisco; fue aprehendido por segunda ocasión en febrero de 2014 y nuevamente se escapó en julio de 2015.

En enero de 2016 fue recapturado y un año después entregado a las autoridades de Estados Unidos, que este jueves finalmente le dictó una sentencia de cadena perpetua y 30 años más.

Las acusaciones son por venta de estupefacientes y haber matado al menos a 26 personas.

Este hombre se hizo famoso no sólo por su audacia en su labor como narcotraficante sino también por haber tenido un encuentro con dos personajes con el actor estadounidense  Sean Penn y la actriz mexicana Kate del Castillo.

El nombre del Chapo quedará grabado en las páginas de la historia de nuestro país: él como uno de los delincuentes de mayor trascendencia en México, y las autoridades mexicanas como uno de los episodios más vergonzantes.

El fin de una etapa pero puede ser que no el final de la historia.