Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 19 de septiembre, 2019.- Este 19 de septiembre se cumplen 34 años del terremoto más devastador que ha registrado nuestro país; un fenómeno similar volvió a ocurrir en 2017, dejando decenas de personas muertas o heridas y miles de damnificados.

De entrada, fue increíble que un sismo de tal magnitud se presentara de nueva cuenta en nuestro país, justamente el mismo día que hace 34 años; hasta ahora, los expertos lo señalan como una mera casualidad, una escalofriante casualidad, sobre todo después de conocer los estragos: más de 150 personas fallecidas en la Ciudad de México, Morelos, Puebla, Estado de México y Morelos.

Uno de los hechos más trágicos en esa ocasión, fue la muerte de 20 niños al derrumbarse la escuela de educación preescolar Enrique Rébsamen, en Coapa, Ciudad de México. Un caso terrible de negligencia, corrupción e impunidad.

Lo rescatable, como siempre ocurre en este tipo de tragedias, es la actitud que asumió la población; miles de personas se dieron cita en los 50 edificios colapsados para ayudar con sus propias manos a remover los escombros y tratar de rescatar a personas con vida.

Muchas otras personas más mostrando su solidaridad llevando agua, víveres, medicinas y enseres a los rescatistas y a los damnificados.

Es así que con terribles tragedias, el 19 de septiembre se ha convertido en una fecha emblemática y nos pone a temblar sólo de pensar en ella.