José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 14 de febrero, 2020.- En Michoacán, en menos de 10 días, dos mujeres indígenas dieron a luz dentro y fuera del centro de atención médica pública, sin que recibieran apoyo de médicos y enfermeras. Son hechos que han escandalizado a la sociedad porque circularon en redes sociales, incluso el gobernador de la entidad reprobó lo ocurrido y ordenó una investigación.

La Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) inició una investigación de oficio por el caso de una mujer nahua que dio a luz en plena calle, el pasado 12 de febrero, afuera del centro de salud del municipio de Aquila, ya que el lugar se encontraba cerrado. Apenas el 2 de febrero, en el Hospital General de Los Reyes, una mujer de la región purépecha de la sierra, dio a luz en el pasillo del nosocomio.

La CEDH de Michoacán inició la queja de oficio LAZ/071/2020 por violación al derecho a la salud y los que resulten. Fueron paramédicos de protección civil quienes auxiliaron a la mujer que se encontraba en trabajo de parto, a la que no pudieron ingresar al Centro de Salud porque estaba cerrado, y la persona del aseo les informó que no había médico ni enfermeras.  

“Por estos hechos la CEDH inició ya una investigación de oficio para conocer la responsabilidad del personal del lugar y el motivo del por qué no está funcionando ese Centro de Salud, que es para muchos ciudadanos el espacio más cercano para recibir atención médica”, sobre todo para los que viven en toda esa región nahua donde no hay servicio médico sino hasta Coalcomán, Lázaro Cárdenas y Colima.  La niña logró salvarse y más tarde ingresó al centro de salud.

El pasado 2 de febrero, el mismo organismo defensor de los derechos fundamentales inició investigación de oficio ZAM/059/2020 por el caso de una mujer que dio a luz en los pasillos del Hospital General de Los Reyes, sin que recibiera la atención médica debida para el alumbramiento.

La mujer purépecha dio a luz en la sala de espera. Un video que grabó lo ocurrido circuló en redes sociales.

De verdad que no sirve ningún esfuerzo de los gobiernos federal y del estado, mientras no se cuente con el personal suficiente y la responsabilidad de quienes están a cargo de la atención a la salud, y las quejas son en casi todo el país.