Morelia, Mich., 29 de octubre, 2019.-El alcalde del municipio queretano de Colón, el panista Alejandro Ochoa Valencia, condonó 971.8 millones de pesos de impuesto predial a su compañero de partido, el ex candidato presidencial Diego Fernández de Cevallos.

El pasado 25 de septiembre, Ochoa Valencia declaró que Fernández de Cevallos tenía una deuda de 26 años por concepto de impuesto predial del rancho de 220 hectáreas Villas del Estanco, por aproximadamente mil millones de pesos. Después el edil del blanquiazul se echó para atrás y las cifras cambiaron.

Ochoa Valencia informó, a través de un comunicado, que a petición expresa del contribuyente hacía del conocimiento público que Fernández de Cevallos pagó el pasado 25 de octubre, 12 millones 763 mil 239 pesos con 68 centavos tras aplicar legítimamente las deducciones procedentes a cualquier contribuyente en el territorio municipal.

Sin mayores detalles de la condonación, el  alcalde Ochoa indicó que el impuesto adeudado había sido cubierto en su totalidad y que el contribuyente ya estaba al corriente en los pagos del predial.

Tal vez, el hábil Fernández de Cevallos pudo legítimamente, haciendo uso de todos los errores de las normas  en materia fiscal, evadir su responsabilidad, pero éticamente está reprobado, como cientos de panistas que han estado en el poder y que se han manejado con una doble moral.

El “Jefe Diego”, de 78 años de edad, fue parte de una familia adinerada venida a menos, por lo que tuvo que concluir sus estudios profesionales como abogado en la UNAM. Ahora es uno de los hombres más ricos de México.

La revista Proceso publicó que el abogado de Mario Moreno Cantinflas, acusó a Fernández de Cevallos de haber despojado a su cliente del rancho El Estanco, de 220 hectáreas. Diego lo defendía de unos invasores que se apostaron en El Estanco. Después  de que consiguió expulsarlos, Cevallos  presentó sus honorarios al actor La suma era tan elevada que Mario Moreno le dijo: “mejor quédate con el rancho”.