José K/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 28 de julio, 2020.- La región de la zona lacustre de Pátzcuaro ha tenido un severo desplome en materia turística de aproximadamente 80 por ciento; los prestadores de servicio están en condiciones de sobrevivencia, informó el ayuntamiento del pueblo mágico.  

El servicio de lanchas a la isla de Janitzio está casi paralizado, por lo que sus habitantes sobreviven con   pesca; de los salarios de algunos que laboran fuera de la isla y con la escasa venta de artesanía. El servicio de traslado en lancha del muelle de Pátzcuaro a Janitzio trabaja a 20 por ciento.  

Es temporada de verano y los hoteles de la cabecera municipal de Pátzcuaro están al 30 por ciento y los paseantes de otros lugares de Michoacán también se han reducido sobre todo desde mayo a julio, por la pandemia de COVID 19.  

El municipio de Tzintzuntzan y Quiroga han reducido sus ventas en más de 40 por ciento; Erongarícuaro que era una para obligada para los paseantes que recorrían la periferia del lago solo sobrevive del comercio local; mientras que las islas de Yunuén y La Pacanda están prácticamente solas.  

El doctor Aurelio Guzmán, quien tiene su residencia en Janitzio, comentó que es un buen momento para que los turistas nacionales y extranjeros recorran las islas porque se están tomando medidas sanitarias, y la afluencia de visitantes es escasa.  

En tanto, el alcalde Víctor Báez Ceja solicitó oficialmente a Víctor Toledo Manzur, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y a Roberto Aviña Carlín, comisionado nacional de Áreas Naturales Protegidas, que, ante su deterioro, el lago de Pátzcuaro sea declarado área natural protegida.