Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 25 de marzo, 2019.- Muy diversos son los factores que inciden en el hecho de que miles de jóvenes abandonen sus estudios, entre ellos el económico fundamentalmente; sin embargo, el papel de los profesores también es importante, según revela un estudio realizado por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), publicado por el diario La Jornada.

El informe indica que se estima que en México cada año más de 600 mil jóvenes abandonan el bachillerato, debido al factor económico pero también porque muchos de ellos trabajan y no reciben el apoyo adecuado de sus maestros para evitar la deserción escolar.

Se señala en la nota que dos de cada diez estudiantes del nivel medio superior estudian y trabajan, pero casi la mitad de los profesores no lo sabe o no le interesa y por lo tanto no implementan ninguna medida para apoyarlos.

El estudio agrega que 37.1 por ciento de los profesores no aplica modificaciones a planeación didáctica a pesar de detectar el riesgo de abandono y 40.9 por ciento de ellos tampoco adecua su enseñanza para apoyar a los alumnos que trabajan.

A pesar de que los planteles promueven acciones para incentivar a los estudiantes, dentro del aula los profesores no realizan el mismo esfuerzo, pues el 35.9 por ciento no se capacita en temas como asesoría y tutoría para estudiantes y el 32.9 por ciento tampoco se pone al día en el uso de las tecnologías de la información.

Es de suponerse que para un  profesor es complicado tratar con jóvenes de ese nivel de estudios pero el estudio revela que el 30.7 por ciento no se actualiza en la mejora de la convivencia escolar y el manejo de grupo.

Combatir la deserción escolar es una tarea que incluye al gobierno, a las instituciones educativas, a los padres de familia y a los propios estudiantes, pero el papel de los docentes es también fundamental.