José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 29 de agosto.- En varias partes del país hemos observado cómo los grupos delictivos se  vuelven más sanguinarios y violentos. Dos ejemplos, los 29 muertos en un bar de Coatzacoalcos, Veracruz y lo ocurrido hace tres semanas en Uruapan, donde hubo 19 ejecuciones.

Las ejecuciones no fueron suficientes, en el primero de los casos rociaron gasolina y prendieron fuego para impedir que pudieran salir las personas que estaban en el bar. Mientras que en Uruapan 13 personas fueron colgadas en un puente, luego de haber sido ultimadas, y otras seis fueron desmembradas.

Hoy, en  la cabecera municipal de Uruapan, esta mañana aparecieron varias narcomantas en diferentes puntos de la ciudad, en las que presuntamente el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) acusan a los grupos delictivos Los Viagras y  Caballeros Templarios de ser responsables del homicidios del coronel Víctor Manuel Maldonado, ocurrido el pasado 24 de agosto en Ziracuaretiro, Michoacán y de las 19 personas colgadas y desmembradas en Uruapan, el pasado 8 de agosto.

Elementos de la Policía Michoacán informaron que la mantas fueron dejadas en la plaza de la colonia Zumpimito; en la carretera a Pátzcuaro, a la altura del fraccionamiento San José de la Mina y en la calle Prolongación Manuel Pérez Coronado, a espaldas de la Facultad de Agrobiología.

Los mensajes fueron retirados de inmediato por elementos de seguridad federal y estatal. Cabe señalar que el secretario de Seguridad Pública del estado, Israel Patrón, comentó que todo parecía indicar que en  los 19 homicidios  de Uruapan se observaba la presencia del CJNG. Mientras que el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo comentó que estos dos hechos delictivos eran parte  de la pugna entre el grupo delictivo de Jalisco y Los Viagras.

Ahora podemos preguntarnos, ¿cuál grupo delictivo que hay en el país es el más sanguinario y el que provoca mayor terror. A esto hemos llegado, después de décadas de descomposición social.