Miss Editoriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 12 de mayo, 2019.- Muchas son las voces que critican al presidente Andrés Manuel López Obrador por sus políticas asistencialistas, como la de dar dinero a quienes se consideran más necesitados, cuando en los hechos, todos los sectores piden el apoyo del gobierno, ya sea para organizar festivales de arte o eventos deportivos, por mencionar solo algunos.

Lo anterior viene a colación por las declaraciones del actor michoacano Damián Alcázar, quien dijo que considera que hay problemas más urgentes que resolver en el país antes que buscar el apoyo gubernamental para el evento de entrega de los Premios Ariel.

“La mera verdad yo prefiero que coman bien nuestros niños desnutridos de la sierra de Tapijulapa, en Tabasco, por decir algo, porque hay un montón de gente que no come y prefiero que ese dinero se vaya para allá, en lugar de estar peleando para que me den 10 millones más para hacer mi ceremonia de los Arieles”, declaró.

El protagonista de filmes como El infierno y La dictadura perfecta, señaló que si se quiere un cambio real en país, se debe renunciar a las “becas” y dejar que otros tengan algo para su sustento.

Como mencionaba al inicio del texto, el Presidente ha sido fuertemente criticado por sus programas como el de dar dinero a los llamados ninis, es decir, jóvenes que ni estudian ni trabajan, a los ancianos, entre otros.

Sin embargo, muchos de los que lo critican, también esperan apoyo del gobierno para llevar a cabo eventos como festivales de cine, exposiciones, investigaciones, proyectos, etc.

Casi podría decir que se trata de un aspecto cultural el de esperar la ayuda del gobierno para todo, aun cuando se trate de eventos de particulares con fines de lucro.

Por eso me resulta coherente  la postura del actor michoacano en el sentido de no estar peleando como otros el financiamiento gubernamental y preferir que el recurso se otorgue a quienes de verdad lo necesitan. Eso se llama congruencia.