Redacción/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 27 de junio, 2020.-La mayoría de los mexicanos enfrenta una crisis económica bastante complicada, y lo más grave es que ignoramos cuándo terminarán los contagios de COVID 19 y los daños económicos que todavía provocará. La mayoría de los gobiernos estatales y municipales también viven serios problemas financieros por todo lo que representan las erogaciones en materia de salud.

El gobernador Silvano Aureoles afirmó que la pandemia de coronavirus provocó la caída en la recaudación, por lo que anunció un tercer ajuste en su administración que contempla la desaparición de áreas no necesarias.

En la conferencia de prensa mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, celebrada en Morelia, Aureoles aseguró que dentro de ese ajuste solo se salvarán las áreas de seguridad, salud y educación.

A pregunta de un reportero sobre medidas de austeridad, el mandatario estatal comentó que desde el inicio de su mandato hubo una reducción a los salarios, comenzando por el del gobernador, los funcionarios de primer nivel y mandos medios.

En este proceso, su gobierno desapareció tres secretarías, 13 dependencias y 19 organismos descentralizados. A ellos sumó el recorte de gasolinas, gastos de telefonía celular, viáticos, por citar. Dijo que su gobierno heredó un estado en crisis, con adeudos de más de 22 mil millones de deuda institucional y 14 mil millones de deuda contingente. De la primera, informó que se logró reducir en 18 mil millones, mientras que la segunda también va a la baja.

Seguramente la contratación de deuda pública podría ser una salida temporal, pero es un arma de doble filo, debido a que los próximos gobiernos tendrán que enfrentarse al lastre de más deuda pública. Podría ser un rescate del gobierno federal, pero las condiciones políticas no son las mejores por la confrontación que se ha generado.