Miss Edi Toriales/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 29 de abril, 2020.- Hay muchos factores que generan la inseguridad y la impunidad, uno de ellos es la falta de confianza y credibilidad en las policías.

Como ejemplo, el pasado martes se registró un incidente entre normalistas y elementos de la Policía Michoacán; los estudiantes aseguran que les tiraron casi a matar, mientras que el secretario de Seguridad Pública afirmó que los normalistas trataron de atropellar a los policías. ¿A quién creerle?

Desde luego que los normalistas no tienen la mejor imagen ante la sociedad por los desmanes que realizan de manera cotidiana, pero muchos tampoco creen a los policías porque aseguran que muchas veces abusan de su autoridad.

Hace unos días en Uruapan, unos policías fueron agredidos con piedras al tratar de disolver una reunión en aras de que se respetara el confinamiento obligatorio por el Covid-19; hubo quienes dieron la razón a la autoridad  por trabajar en favor de la salud de la población; pero muchos otros también piensan que los policías no querían ayudar sino tratar de extorsionar a los colonos.

No es mala la idea de que los policías apoyen a las autoridades de salud a conminar a la gente a permanecer en sus casas; el problema es que, al tener una imagen tan deteriorada por corrupción y abusos de autoridad, no tienen calidad moral ni autoridad para que las personas les hagan caso.