José K/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 23 de noviembre, 2020.- El Congreso de Michoacán aprobó la iniciativa del gobernador, Silvano Aureoles Conejo, para que el estado adquiera una deuda por 4 mil 90 millones de pesos, con 26 votos a favor y 12 en contra. El diputado de Morena, Alfredo Ramírez Bedolla afirmó que se trató de un acto ilegal que inició hace un año cuando el gobierno de la entidad adquirió 2 mil 45 millones de pesos (la mitad de la deuda solicitada), a pesar de que estaba en litigio.  

Ramírez Bedolla explicó hoy ante medios informativos, que el gobierno del estado envió hace apenas una iniciativa, que en realidad era la misma de hace un año, pero con algunos cambios para poderla legitimar.  En protesta, legisladores de Morena y PT subieron a tribuna del Congreso local para decir: “Michoacán no se vende” y “diputados vendidos”.  

Cabe señalar que la iniciativa recién enviada por el gobernador fue con el fin de votar el artículo 26 de la Ley de Ingresos 2020 de forma particular, con el fin de volver a plantear la adquisición de dicha deuda, que no fue aprobada por al menos las dos terceras partes el 30 de diciembre de 2019, como lo marca la ley, por lo que fue impugnada por diputados de Morena ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, instancia que calificó la demanda como parcialmente inválida.  

El gobierno estatal licitó la contratación de deuda solicita hace un año por 2 mil 45 millones de pesos que se hizo efectiva en julio pasado. Ante esta ilegalidad, según el diputado de Morena, Alfredo Ramírez, el Ejecutivo decidió dar legalidad con una nueva iniciativa que envió la semana anterior y que fue aprobada este domingo en la noche, que le permite acceder a los 2 mil 45 millones de pesos restantes.  

Es por ello, subrayó Alfredo Ramírez, que volverán a recurrir a la Suprema Corte, mientras que los legisladores perredistas señalaron que se trata de recursos necesarios ante los recortes del gobierno federal.  

 “Estamos actuando con responsabilidad política, aseguró el diputado del PRD, Antonio Soto, quien fue funcionario del gobierno estatal hasta poco más de un año. “Son 4 mil millones de pesos contra 7 mil millones que la federación va a dejar de mandar a Michoacán”.  

De 2016 a 2019, la Auditoría Superior de la Federación ha detectado irregularidades de 12 mil 616 millones de pesos al gobierno de Silvano Aureoles, “aun así se autorizó la deuda”.  

La iniciativa aprobada detalla que de los 4 mil 090 millones de pesos, 4 mil serán para mejorar la infraestructura del estado, y 90 millones serán para la constitución de los fondos de reserva. La deuda será hasta por 20 años y se pagaría hasta con el 18 por ciento de las participaciones federales que correspondan al estado por el concepto del Fondo General de Participaciones.