José K/Noticias y Debate M3

Morelia Mich., 27 de noviembre, 2019.-Integrantes del gobierno comunal de Comachuén, municipio de Nahuatzen llevan dos días  frente a las instalaciones de la delegación de la Secretaría del Bienestar para exigir la renuncia del delegado del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), Celerino Felipe Cruz, y  para demandar al gobierno federal se respeten  a los gobiernos que se rigen bajo el principio de usos y costumbres.

Hace dos días, medio centenar de habitantes de la citada comunidad arribaron a las instalaciones de la Secretaría del Bienestar de la capital michoacana, para denunciar a Celerino Felipe por estar detrás del grupo de choque que pretende derrocar al actual gobierno comunal de Comachuén que por mandato del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán (TEEM), administra la parte que les corresponde del presupuesto municipal de Nahuatzen.

Lourdes Cruz Ramos integrante del Consejo de Gobierno Comunal de Comachuén afirmó que el delegado del INPI ha utilizado recursos federales para imponer a un grupo encabezado por su hermano para usurpar a la autoridad comunal, a través de un grupo de choque que agredió a unos 14 comuneros el pasado 19 de noviembre.

“Están tratando de utilizar una serie de artimañas para desconocer al gobierno comunal con el fin de imponer el sistema de partidos en este pueblo originarios de aproximadamente 6 mil habitantes, a través de la entrega de ‘apoyos’ que según gestiona  el delegado del INPI.

Respaldados por el Consejo Supremos Indígena de Michoacán (CSIM), los comuneros de Comachuén aseguraron que de no haber una respuesta positiva por parte de la Secretaría de Bienestar, cerrarán las carreteras de esa región purépecha  durante la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador, prevista para los primeros días de diciembre.

Cruz Ramos comentó que en abril  pasado en una visita de Obrador a Michoacán, le plantearon los problemas políticos y jurídicos que tienen para que las autoridades comunales sean reconocidas, por lo que el presidente instruyó al delegado de la Secretaría de Bienestar, Roberto Pantoja, que los atendiera, pero eso no ha ocurrido.

En tanto, el grupo  encabezado por Salvador Sebastián Santiago y Martín Vargas Nicolás desconocieron al Consejo Comunal de Comachuén.

En conferencia de prensa celebrada en Morelia, aseguraron que en una asamblea realizada por pobladores se decidió instituir nuevas autoridades civiles y comunales debido a la nulidad de resultados y a la falta de transparencia en el manejo de recursos.

Salvador Sebastián Santiago, quien  dice ser presidente del nuevo Concejo Comunal de Comachuén y Martín Vargas Nicolás, tesorero del mismo órgano, sostuvieron que pese a que no existe un reconocimiento oficial por parte de las autoridades electorales, es voluntad del pueblo que sean ellos quienes la representen.