Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 31 de agosto.- Decenas de familiares de personas desaparecidas realizaron un encuentro cultural en la Plaza de Armas de la capital michoacana, para pedirle al gobierno federal  lleve de manera pronta la identificación de miles de cuerpos que fueron recuperados por  el servicio forense, y que por diversos motivos no han  realizado los estudios genéticos correspondientes.

Integrantes de la organización Caminando Juntos por Justicia, manifestó que es urgente que se vean resultados en la búsqueda de 400 personas desaparecidas debidamente documentadas, entre ellas 40 que fueron registradas entre el 28 de abril y 12 de mayo en la Caravana de Búsqueda realizada en los municipios de Los Reyes, Sahuayo, Zitácuaro, Huetamo, Lázaro Cárdenas y Aquila. “No hay base de datos confiables”, indicó Mercedes Ruiz, madre del abogado Alejandro Ortiz Ruiz, desaparecido en Apatzingán, el 29 de noviembre de 2010.

Dijo que el registro que ellos llevan es a través de las organizaciones defensoras de derechos  humanos, pero según datos oficiales son más mil 520 personas que desaparecieron al ir a la escuela o el trabajo, incluso muchos que fueron de migrantes a Estados Unidos.

Del 31 de enero al 31 de mayo de este 2019, la Fiscalía General de Michoacán ha recibido 617 denuncias de personas desaparecidas, de las que ya fueron localizadas con vida 379 y las 268 restantes aún siguen sin localizarse.

No obstante, de 2006 a la fecha suman tres mil 404 casos denunciados por la desaparición de personas en Michoacán, de las cuales mil 522 aparecieron con vida, 126 fueron localizadas sin vida y del resto, aún se desconoce su paradero, apuntó el diputado local por Morena, Fermín Bernabé Bahena.

Mercedes Ruiz recordó que los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto mintieron durante años, en cuanto al registro y la búsqueda de personas desaparecidas, ya que nunca tuvieron archivos serios y ordenados, y siempre escondieron los expedientes, en cambio, criminalizaron a las personas desaparecidas y sus familias, afirmó.

En tanto, Laura Orozco, quien tiene a su padre y dos hermanos desaparecidos, pidió al presidente de México que se haga justicia, porque lo único que han visto son obstáculos y trabas en las instituciones de procuración y administración de justicia. “Si se van a crear una Comisión de Búsqueda Nacional, más las comisiones estatales es necesario que hay transparencia en su integración, porque han sido años de andar  buscando sin ninguna respuesta, muchas veces criminalizando a los familiares como si fueran ellos los que cometieron los delitos.