José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 13 de enero, 2020.- Lo cierto es que Iván Restrepo se quedó corto al comentar sobre la contaminación y degradación de los lagos de Cuitzeo y Zirahuén. En el diario La jornada de este 13 de enero escribió:

“Como prometí el lunes pasado, y cual si fueran los Santos Reyes, van nuevos regalos del sector público en el campo ambiental. Uno muy importante es acabar con la contaminación de varios lagos. Como el Cuitzeo y el Zirahuén, en Michoacán. El primero es de los más extensos del país y se seca desde hace años. Pierde su gran biodiversidad y ser sustento de pescadores y agricultores por la deforestación de su cuenca hidrográfica, falta de lluvias, la introducción de especies no nativas, la sobreexplotación del acuífero y el aporte de las aguas negras y tóxicas de varias poblaciones, en especial Morelia. Investigadores de la Universidad estatal han documentado los daños ecológicos ocasionados y sus efectos nocivos en la salud pública.

“En cuanto a Zirahuén, fue lugar de inigualable belleza. La pierde poco a poco al recibir aguas negras de los asentamientos humanos cercanos. Su embalse tiene menos profundidad por la tierra proveniente de la deforestación de la zona lacustre. Académicos, autoridades y pobladores locales buscan que recupere su salud ambiental. Una propuesta es decretar su entorno área natural protegida y alentar una agricultura sostenible en la región”.

 En el caso de este lago purépecha, ubicado en el municipio de Salvador Escalante en realidad es una verdadera tragedia lo que está ocurriendo, por los bosques  están siendo arrasado por  productores de aguacate y fraccionadores. El problema más delicado es que los dueños de los bosques vendieron  grandes extensiones de tierra a particulares.

En el caso de Cuitzeo, es cierto, llegan millones de metros cúbicos de agua contaminada a este lago que tiene una superficie mayor a los 4 mil kilómetros cuadrados, prácticamente  el 40 por ciento de esta superficie queda totalmente seca en temporadas donde hay escasez de lluvia.

Las plantas de tratamiento de Morelia y de municipios como Cuitzeo, Santa Ana Maya, Huandacareo no logran sanear las aguas ni en un 30 por ciento. Sin contar los asentamientos humanos que hay alrededor y las zonas de cultivo  que le ido ganando terreno a este embalse.