José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 15 de abril, 2020.- El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que hay grupos que buscan por todos los medios desestabilizar a su gobierno, por la sencilla razón que la nueva administración está afectando fuertes intereses económicos, no solo de algún sector empresarial, sino de actores políticos y personas que están a su servicio.

En conferencia de prensa mañanera, dijo que los conservadores son personas que no coinciden con su forma de gobernar, pero también hay gente de la clase media, que no tiene riquezas pero que mantienen esa posición a favor de algunos que se enriquecieron con la práctica de la corrupción.

Había un filósofo que señalaba como contradicción cuando un hombre pobre piensa como rico; pero al igual de contradictorio es que un rico piense como pobre. Eso es parte de lo que llamó dialéctica. Pero también están los que por fuertes cantidades de dinero, en este caso periodistas, se prestan a juegos sucios para frenar a la llamada Cuarta Transformación.

Obrador comentó que cuando deja de funcionar la llamada prensa convencional, los grupos conservadores han recurrido a personajes públicos como deportistas (Chicharito Hernández), artista (Eugenio Derbez) entre otros que se han prestado al juego de la desacreditación, por interés o por ignorancia.

La campaña en contra del gobierno de Obrador se agudizó desde el movimiento feminista y ahora con el problema de la pandemia. Se ha caído en la mentira y en el rumor, pero no les han funcionado tampoco. “Quisieran que retornara el régimen de corrupción, comentó Obrador.

El Presidente exhortó a los diputados y senadores a reformar la Constitución y llevar a cabo la revocación de mandato en junio de 2021, y no para un año después como está previsto. Sin duda, los grupos de conservadores tienen en sus manos los medios de información, pero no la voluntad de la mayoría de los mexicanos. Las condiciones han cambiado, y hay redes sociales que logran un balance con los medios de comunicación privados. No obstante, no deja de ser molesto que se apueste a la división, cuando los grupos reaccionarios hablan de unidad.