Pablo Cabañas Díaz/Noticias y Debate M3

CDMX, 31 de enero, 2019.- Son 77 trabajadores de base los que han sido suspendidos en el Congreso local desde el 1 de enero de 2019, bajo el supuesto de haber sido contratados de forma irregular. Muchos de ellos tenían hasta 20 años trabajando en la extinta  Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

 Los empleados despedidos fueron dados de baja, de palabra. Por lo que han advertido que continuarán asistiendo a sus labores cotidianas. Ante esta situación, una vía de solución fue propuesta por la presidenta de la Comisión de Asuntos Laborales, Trabajo y Previsión Social, Margarita Saldaña Hernández, quien  respaldó los derechos de los  empleados y se comprometió a instalar una mesa de trabajo para revisar, de forma individual, su condición laboral.

La legisladora argumentó que es necesaria, una solución ,que no violente la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado y subrayó que las razones recurridas por la Junta de Coordinación Política, son contrarias a la legislación que protege y salvaguarda los derechos y garantías de quienes se encuentran en una especie de “limbo” laboral.

En presencia de los ex trabajadores presentes durante la exposición del Punto de Acuerdo en el Pleno del Congreso, Saldaña mencionó que es urgente abrir un diálogo entre las autoridades y los afectados, con objeto de encontrar una solución.

El Punto de Acuerdo propone que se: “analice caso por caso; se individualicen las soluciones; se ejerza la función de mediación y amigable composición en el conflicto y se encuentre una solución satisfactoria para los afectados, garantizando con ello los derechos constitucionales en materia laboral”.

La propuesta se turnó a la Comisión de Asuntos Laborales para su análisis y dictamen, a lo que la diputada Saldaña sostuvo que dada la urgencia, el caso será resuelto antes de los 45 días que marcan los tiempos legislativos. Esperemos que la solución que se dé se encuentre   apegada al derecho.