Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 3 de julio, 2019.-El conflicto en la comunidad purépecha de Nahuatzen continúa, ahora porque tres comuneros siguen presos acusados de haber participado  en un enfrentamiento a golpes contra simpatizantes  del alcalde David Otlica (ya desaparecido), ocurrido en noviembre  pasado.

Este día, el Consejo Ciudadano Indígena de Nahuatzen (CCIN)  solicitó, al gobierno de Michoacán,  la liberación de tres de su compañeros que permanecen presos desde hace casi ocho meses por un asunto político,  ocurrido el 1 de noviembre de 2018,  entre seguidores de esta organización comunal con simpatizantes y funcionarios del ayuntamiento, manifestó el vocero del consejo, Efraín Avilés Rodríguez.

Dijo que hay inconformidad entre los habitantes de esta comunidad purépecha porque el juicio para lograr la liberación de sus tres compañeros, programado para hoy miércoles fue pospuesto  hasta nueva fecha por definirse, por un juez de lo penal del Cereso “Eduardo Ruiz” de Uruapan. “Vemos que le están dando largas al asunto para mantener  encerrados a nuestros compañeros”.

José Luis Jiménez, José Antonio Arriola y Gerardo Talavera, fueron detenidos entre el 11 y el 14 de noviembre, por el delito de robo calificado y sabotaje. De este último delito la parte acusadora se desistió.

Avilés Rodríguez dijo que también estaba prevista una reunión con el Fiscal General del Estado, Adrián López Solís o con el gobernador Silvano Aureoles,  mis  que había sido gestionada por senadores y diputados, pero no se ha dado. “Todos saben que nuestros compañeros son inocentes de los delitos que los acusan, pero el tiempo sigue pasando y no son liberados”.

Aseguraron que la confrontación fue provocada por el alcalde ya fallecido, David Otlica, y sus funcionarios, quien intentó tomar posesión en un municipio donde no hubo elecciones, afirmó el vocero de la organización comunal, Efraín Avilés Rodríguez.

El 11 de noviembre fue detenido Gerardo Talavera Pineda, en Morelia, a pesar de que no es integrante del CCIN y es el arrendatario del inmueble donde se ubica actualmente la casa del gobierno comunal. Un día después, José Luis Jiménez Mesa fue aprehendido en el lugar donde labora en Nahuatzen, y el 14 de noviembre de forma violenta sacaron de su domicilio a José Antonio Arreola, uno de los líderes del Consejo, precisó el vocero.

El vocero del CCIN aseguró que los delitos fueron fabricados y totalmente infundados por la síndica María Elena Avilés, quien presentó la denuncia con base de mentiras, pues existen las pruebas y fundamentos para lograr su liberación, que debió darse desde hace un mes.