José K/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 14 de febrero, 2021.- Presuntos integrantes del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG)  acusaron, a través de las redes sociales, a los ex líderes de autodefensa de Aquila, Germán Ramírez, El Toro, y de Coahuayana a Héctor Zepeda, El Comandante Tetos, de ser líderes de Carteles Unidos de la Costa-Sierra de Michoacán.  

Fue a través de un video en Twitter, que un sujeto, acompañado de otros dos, con los rostros cubiertos y armados, sostuvo que los dos exintegrantes de guardias comunitarias de la región nahua están involucrados en asesinatos, secuestros, extorsiones, saqueos y desapariciones, a quienes acusaron de estar protegidos por la estructura del gobierno, concretamente mencionaron a la senadora del estado de Colima, Griselda Valencia de la Mora.  

El supuesto vocero del CJNG señaló que desde 2017 El Toro y El Tetos comenzaron a descargar cocaína en lanchas y avionetas del Abuelo Farías y de Felipe Villalobos, además de hacer lo mismo que hacían los Caballeros Templarios, como cobrar cuotas, nomás que ahora les llaman ‘voluntarias’.

 

 “Al Gobierno le decimos que con ustedes no quereos pleito, pero dejen de proteger a los Carteles Unidos de la Costa, ya que sabemos que los protegen y los cuidan, ya ven lo que les pasó por andar cuidándolos, hasta se accidentaron, ustedes, la Guardia Nacional, Ejército Mexicano y Marina Armada de México”.  

Cabe señalar que ha habido un intento del CJNG de ingresar a Michoacán por los municipios de Tepalcatepec, Coalcomán y Chinicuila desde 2019. Sin embargo, todo parece indicarque no lo han logrado.  

El llamado Comandante Tetos estuvo al frente del grupo de autodefensas desde 2013, y fue parte del grupo que expulsó al Cartel Caballeros Templarios. Mientras que El Toro fue el segundo de a bordo del líder del grupo de autodefensas de Ostula, Cemeí Verdia.  

El Comandante Tetos acusó hace más de tres años que el gobierno los perseguía mientras brindaba protección a los verdaderos delincuentes. En tanto Germán Martínez fue designado director de la policía municipal de Aquila, hasta que se giró una orden de aprehensión en su contra. Así comenzaron las acusaciones en su contra, incluso contra el mismo Cemeí.  

En tanto, autoridades comunales de Aquila manifestaron recientemente, que no sabían en quién confiar, porque los ex líderes de grupos de autodefensas eran acusados de ser parte del crimen organizado, mientras que otros delincuentes fuereños se disfrazan de salvadores del pueblo.