Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 31 de julio, 2019.-El pueblo purépecha de Cherán sin duda es un parteaguas en la historia reciente de Michoacán, particularmente de los pueblos indígenas, porque enfrentó a la delincuencia organizada, en abril de 2011, que había saqueados sus bosques y también se ha caracterizado por la defensa férrea de sus derechos ya establecidos en los usos y costumbres.  

Hace cuatro años integrantes del Concejo Mayor de Cherán se presentaron ante el Congreso local para rechazar la promulgación de leyes en materia indígena sin ser consultados. “Nuevamente los convocamos a que respeten nuestros derechos humanos y los del resto se las comunidades indígenas de Michoacán”, señalaba el documento que le entregaron al Congreso local.

 Desde 2011 el Congreso local ha omitido derechos indígenas como el de permitir al pueblo elegir  sus autoridades a través de usos y costumbres, lo que los obligó a recurrir a tribunales federales. Fueron estos tribunales los que le autorizaron a la comunidad purépecha administrar  los recursos presupuestales, ya que la figura de presidente municipal había  desaparecido. Y fue un Concejo el que sustituyó al ayuntamiento.

Actualmente es el Consejo Mayor Indígena de Michoacán, que integra a más de 60 comunidades, el que exige que para reformar cualquier ley relacionada con las etnias debe consultar a este sector social afectado. “De acuerdo al Convenio 169 sobre pueblos indígenas, las consultas deben realizarse a través del principio de usos y costumbres”.  

Son más de 15 comunidades  las que administran  los recursos presupuestales de manera proporcional, sin embargo para lograr este avance han tenido que recurrir  a los tribunales, para que sus derechos sean respetados. Es obvio que el sistema partidista no acepta  este tipo de propuestas porque afectan intereses.

Falta mucho por hacer,  Estado Nación tiene una deuda  enorme con ellos, porque han sido víctimas de despojos, discriminaciones e injusticias. Los pueblos están despertando y cada vez reclaman más derechos con todos los métodos a su alcance para exigir sean tomados en cuenta en todo aquello que les afecta. Sin duda han dado ejemplo a la población mestiza.