Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 28 de febrero, 2020.-El ex líder del grupo de autodefensas del municipio nahaua de Aquila, Cemeí Verdía Zepeda presentó, este jueves en la tarde, ante la Fiscalía General del Estado de Michoacán la denuncia por el secuestro de dos familiares, que fueron “levantados” por un grupo armado, junto con otros tres comuneros de Santa María Ostula.

Cemeí ha perdido credibilidad luego de que a finales de noviembre de 2019 se inventó un presunto atentado del que resultó gravemente lesionado. A las tres semanas fue visto en Morelia, como si nada le hubiese ocurrido.

Verdia Zepeda arribó a las instalaciones de la Fiscalía, ubicadas en la capital michoacana, aproximadamente a las 13:00 horas de este 27 de febrero, por razones desconocidas no salió del edificio al menos en cinco horas, tiempo que estuvieron esperando los reporteros para una entrevista.

Presuntamente los familiares de Cemeí fueron secuestrados por gente de Germán Ramírez, El Toro, quien fuera su segundo de a bordo, pero quien desde hace al menos cuatro años cometió una serie de abusos contra los habitantes de esa región Sierra-Costa de Aquila, y a quien se le ubica como parte del crimen organizado.

Desde hace al menos tres años, hubo serias diferencias entre Cemeí y Germán, por lo que ahora son enemigos, a decir de los comuneros de esta región, incluso ambos grupos han escenificado varios enfrentamientos en los últimos cuatro meses.

Acompañado de algunas personas, el ex líder de autodefensas, originario de Santa María Ostula, acudió ante la agencia del ministerio público donde presentó una denuncia verbal y escrita.

Según comuneros de Aquila, Cemeía Verdía fue expulsado de Ostula desde hace poco más de dos años por la gente que comanda El Toro, ya que lo acusaron de traición y de haber negociado el movimiento de autodefensas.

Germán Ramírez fue el hombre de confianza de Cemeí, incluso estuvo a cargo del grupo de autodefensas el tiempo que Cemeí estuvo preso; luego fue comandante de la policía municipal de Aquila pero como tenía una orden aprehensión fue retirado del cargo, y desde entonces, aseguran los comuneros, se dedica a delinquir.

En tanto, Cemeí Verdía se trasladó Coahuayana, en los límites con Colima donde se dedica al cultivo de papaya. El pasado 29 de noviembre, presuntamente el ex líder de autodefensas fue víctima de un atentado, por tercera ocasión.

Comuneros de Aquila aseguran que el grupo de Germán Ramírez, que es más numeroso que los seguidores de Cemeí, lo han amenazado muerte junto con su familia. Hace dos días, dicen que su hermana y su cuñado fueron “levantados” de sus domicilios en Ostula. Se desconoce si Cemeí fue requerido por la Fiscalía General del Estado después de presentar la denuncia penal, debido a que se quedó dentro de la dependencia estatal al menos hasta que se retiraron los reporteros después de cinco horas.