Redacción/Noticias y Debate M3

Comunidad purépecha de Cuanajo:

 El Concejo Kurhíkuaeri K’uínchekua, máxima autoridad y asamblea general de la ceremonia del Año y Fuego Nuevo Purépecha,  que tiene la responsabilidad de mantener vivo el significado de la celebración y hacer respetar sus principios, expone lo siguiente:   

Kurhíkuaeri K’uínchekua es un movimiento que busca desenterrar el pasado, apuntalar el desarrollo de saberes y prácticas,  fortalecer nuestras raíces,  conocer el pasado, comprender el presente para sembrar el futuro, sustentados en cuatro valores: ayuda mutua, honor comunitario), Trabajo y espíritu guerrero), siempre presentes en la cosmovisión.

Mantiene tres principios rectores, no se permite la intromisión de partidos políticos, ni la participación de las religiones occidentales o la intervención de instituciones gubernamentales o privadas. Es una celebración originaria, autónoma e histórica del pueblo purépecha. 

En este marco, respetuosamente declaramos que Kurhíkuaeri K’uínchekua no pertenece a la iglesia católica ni a ninguna religión occidental, por lo que pedimos respeto a nuestra ceremonia y exhortamos a no realizar misas el día cumbre de la celebración (1 de febrero), a los partidos políticos y funcionarios de presidencias municipales, el estado o la federación, les demandamos respeto y no traten de utilizar de manera oportunista y política nuestra celebración.

Finalmente, a los T’erunchiti (cargueros y ex cargueros responsables de la organización), les pedimos firmemente que acaten los valores, principios y rescate histórico de nuestra celebración.

RESPETUOSAMENTE

 CONCEJO KURHÍKUAERI K’UÍNCHEKUA