Ignacio Ramírez/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 17 de enero, 2019.- “En el pueblo había dos mudos, y siempre estaban juntos. Cada mañana, temprano, salían de la casa en que vivían y caminaban tomados del brazo por la calle en dirección al trabajo. Ambos amigos eran muy diferentes. El que encabezaba la marcha era un griego obeso y soñador. Durante el verano lucía camiseta de polo amarilla o verde, colgando suelta por atrás, y por delante metida de cualquier manera en los pantalones.

“Cuando el tiempo era más fresco se echaba encima un deformado jersey gris. Tenía un rostro redondo y grasiento, con párpados semi-cerrados, y sus labios esbozaban una sonrisa leve y estúpida. El otro mudo era de elevada estatura. En sus ojos había una expresión vivaz e inteligente. Vestía siempre de manera pulcra y muy sobria”.  El corazón solitario. Carson McCuller.

Dicen que las crisis económicas producen excelentes escritores. En la década de los 20, en Estados Unidos surgieron excelentes literatos, algunos de ellos fueron parte de la llamada generación perdida.

Carson McCullers se encontró a mitad de camino entre William Faulkner y Truman Capote. La escritora  describe la decadencia sureña del vecino país del norte. Su obra la integran cuatro novelas y un par de colecciones de relatos. Reflejos en un ojo dorado, otro de sus libros, fue llevado al cine.

Nació en Georgia en febrero de 1917. Estudió música y trabajo como periodista. Su primera novela, “El corazón es un cazador solitario” (1940), publicada cuando Carson sólo contaba 24 años, la convirtió en toda una niña prodigio de las letras norteamericanas.  En esta novela narra la historia de un pequeño pueblo, donde se observa la decadencia y la soledad, a partir de la historia de dos sordomudos que viven en plena amistad en un ambiente apacible en el que casi nunca pasa nada. Uno de sus relatos breves donde muestra su calidad literaria es La balada del café triste.

La escritora falleció en Nueva York en 1967. Sus obras expresan diferentes aspectos de la sociedad sureña donde pasó su infancia. Sin duda se trata de una agradable lectura, sencilla, que nos relaja y hace reflexionar.