José K/Noticias y Debate M3  

Morelia, Mich., 15 de marzo, 2021.-Colectivos de familiares de personas desaparecidas en Michoacán, iniciaron hoy la búsqueda de fosas clandestinas y de información en los municipios de Sahuayo, Venustiano Carranza y Pajacuarán,  ubicados en la región de la Ciénega de Chapala y colindantes con el estado de Jalisco.  

Los colectivos En tu búsqueda Michoacán, Desaparecidos de la Costa y Feminicidios Michoacán partieron este domingo del Centro Histórico de Morelia, acompañados de personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) en coordinación con la Guardia Nacional (GN) y la Comisión Nacional y Estatal de Búsqueda de Personas,  

Los trabajos para esta jornada de búsqueda que inició hoy, concluirá el próximo 27 de marzo y recorrerán diferentes regiones del estado, incluyendo la costa y sierra, así como Tierra Caliente, informó en un comunicado de prensa la Fiscalía General del Estado.  

Mercedes Ruiz, integrante de Familiares Caminando por Justicia reiteró que han solicitado acercamiento con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y con el subsecretario Alejandro Encinas desde hace casi dos años y no han sido atendidos. Dijo que hay muchas cifras en torno al número de desaparecidos, en Michoacán se y habla de más de dos mil, “pero de lo que sí estamos seguras es que en Michoacán tenemos documentadas 300 desapariciones forzadas donde participaron elementos de seguridad de los tres órdenes de gobierno, así como integrantes del crimen organizado”.  

Los gobiernos federales tienen, desde hace más de medio siglo, una enorme deuda con las familias de los desaparecidos porque hemos vivido décadas de simulación y humillaciones, lo único que han sabido decir es que no hay nada nuevo sobre cada uno de los casos, cuando saben perfectamente que nunca han hecho nada”.  

Mercedes Ruiz recordó que en la carava de búsqueda de desaparecidos celebrada en 2019 localizaron fosas clandestinas, pero lo más importantes es que escucharon a familiares con hijos, hijas, hermanos y esposos desaparecidos que nunca se atrevieron a denunciar por las amenazas.