José K/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 18 de marzo,2020.- Como siempre ocurre, los grupos sociales más vulnerables por problemas que tienen que ver con salud son los que menos tienen, porque la enfermedad y pandemia que más afectan a la humanidad es la pobreza.

La cancelación del Tianguis Artesanal de Uruapan, del 4 al 19 de abril, cayó como balde agua fría para miles de familias de los pueblos purépechas, porque este mercado es el principal escaparate para la venta de productos de las regiones Meseta, Ciénega de Zacapu, Ribera del lago de Pátzcuaro y Sierra (Los Reyes y Tangancícuaro).

Una de las medidas de contingencia que tomó el gobierno de Michoacán para evitar la propagación del virus Covid-19, y que lamentan los miles de artesanos que trabajan con madera, cobre, barro, laca, piel, entren otros, fue la cancelación del Tianguis artesanal. “Es la peor noticia de muchos años, porque mucha gente se endeuda para fabricar su artesanía y venderla en este gran mercado que se pone los días antes y después de la Semana Santa en Uruapan”, comentó Héctor Zarco, dirigente de la Unión Estatal de Artesanos de Michoacán.

En el llamado Tianguis Artesanal de Domingo de Ramos arriban productores de artesanías de al menos 80 comunidades principalmente de madera, cobre, barro, hilo, lana, tule, entre otros. “El tianguis artesanal de Uruapan es la puerta grande de los artesanos, no solo consiguen los mejores precios, sino que les abre las puertas a otros mercados dentro y fuera del país, y con esto todo se viene abajo”, comentó el jefe de tenencia de Zacán, municipio de los Reyes, Rubén Lemus Pérez.

En tanto, el jefe de tenencia de Cocucho, municipio de Charapan, Raúl Martínez Elías, comentó que sin duda la cancelación del tianguis artesanal es una mala noticia, aunque confía en que solo se posponga. “Aquí se fabrica una alfarería única que es reconocida en México y el extranjero, como los son las famosas cocuchas. Mucha gente vive de la artesanía, y noticias como el surgimiento de una pandemia afecta mucho porque Uruapan es un excelente mercado que visitan miles de personas. Nos preocupa un poco el coronavirus, pero nos preocupa más no tener para comer”.

Buena parte de los pueblos originarios de Michoacán viven de actividades artesanales, en su mayoría son personas que viven al día, y su labor está relacionada directamente con el turismo, que será severamente afectado en todo el mundo, pero en el caso de pueblos que viven de la fabricación y venta de artesanías como Michoacán, serán severamente golpeados.