Ernesto Martínez Elorriaga/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 3 de febrero, 2020.-El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que la rifa del avión presidencial es un hecho, y luego comentó que se frustró la venta al gobierno de Canadá porque consideraron la aeronave como demasiado pretensiosa.

El comentario fue en Playa del Carmen, Quintana Roo. Lo más interesante en torno a lo que ha ocurrido con este avión que compró el gobierno del entonces presidente Felipe Calderón, muestra de cuerpo entero la mentalidad del panista que gobernó nuestro país, y luego lo heredó a Enrique Peña Nieto, sin haber hecho un solo comentario al respecto.

“Se le averió el avión al primer ministro de Canadá. Le mandamos decir pero no le entró porque el avión que se averió es de menor calidad. No tiene tantos lujos, por eso lo vamos a revisar. No se preocupen donde lo van a estacionar, ahí están los aeropuertos de la Fuerza Aérea Mexicana”, comentó Obrador.

El avión presidencial Boeing Dreamliner 787 tuvo un costo cercano a los 3 mil millones de pesos, y arribó  al aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) el 3 de febrero de 2016 (Proceso).

Ahora se estima que se venderán 6 millones de “cachitos” entre los mexicanos. Sin duda la solidaridad de los mexicanos se hará presente porque se trata de un dinero que se utilizará para reforzar el sistema de salud. Habrá que esperar, pero será algo parecido, de acuerdo a la presente época, como cuando la gente del pueblo apoyó hasta con gallinas al general Lázaro Cárdenas para lograr la nacionalización del petróleo. De ese tamaño.