Ignacio Ramírez/Noticias y Debate M3

Morelia, Mich., 29 de marzo.- El titular de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), León Jorge Castaños Martínez, informó que en Michoacán suman 140 incendios forestales con una superficie afectada de 713 hectáreas en lo que va del año. Dijo que la entidad se ubica en el quinto lugar con mayor número de incendios, y en la posición 16 en cuanto a la superficie afectada.

Morelia es el municipio que presenta el mayor número de siniestros con 37 en lo que van del año, seguido de Uruapan con 27, Pátzcuaro 12, Ciudad Hidalgo nueve y Ziracuaretiro con seis incidencias. “El 90 por ciento de éstos se genera de manera intencional como el cambio de uso de suelo, el cuatro por ciento a causa de fumadores, el dos por ciento actividades agrícolas y el uno por ciento por fogatas”.

Dijo que el estado presenta  serios problemas por tala clandestina y consumo de madera ilegal proveniente del estado de Jalisco; así como los cambios de uso de suelo ilegales para sembrar aguacate, aseguró el secretario federal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), León Jorge Castaños Martínez. Asimismo, anunció que los incendios forestales en Michoacán han causado daños en 713 hectáreas.

Luego de signar un convenio de coordinación en materia forestal, el funcionario federal comentó que el estado aportaba un millón de metros cúbicos de madera al mercado nacional, no obstante en los últimos seis años redujo su producción a 440 mil metros cúbicos.

Subrayó que hay zonas boscosas muy degradas por el excesivo cultivo de aguacate, y es evidente el cambio de uso de suelo, incluso hay casos en que los mismo propietarios del bosque han  destruido el bosque para luego sembrar aguacate. Ante la falta del cultivo del bosque, Michoacán se ubica por debajo de Durango, Chihuahua, Oaxaca y Tabasco en la producción de Madera.

Castaños Martínez pidió al gobernador Silvano Aureoles emprender políticas públicas que permitan reducir la tala inmoderada provocada por la delincuencia organizada y el cambio de uso de suelo.

Cabe señalar que comuneros y pequeños propietarios de las regiones Uruapan, Charo, Hidalgo, Morelia, Villa Madero, Zitácuaro han denunciado el saqueo de madera de pino, encino, oyamel, entre otras especies que han degradado zonas boscosas y subtropicales. En la parte norte de Uruapan aseguran sacan más de 100 camiones de madera a la semana.

La tala criminal, genera una doble ganancia, la de la madera clandestina y la limpia de predios para instalar huertos de aguacate, denunciaron a la prensa local comuneros de San Andrés Corú, San Lorenzo y Uruapan. ���